• En conversación con El Día, Alonso Farías adelanta cómo se está alistando para debutar en el certamen veraniego, además de compartir su aventura cosmopolita recorriendo más de 30 países en poco más de un año, experiencia que le permitió formar su banda La Doctrina
Crédito fotografía: 
Cedida
El músico local cantará la canción “No necesitamos banderas” en la competencia tributo a la destacada banda de rock nacional, en el certamen veraniego que tendrá lugar el próximo 01 y 02 de febrero en la capital regional

De la mano del productor musical René Calderón, se están preparando los cuatro talentos que tributarán a Los Prisioneros en el Festival de La Serena 2019, evento que tendrá lugar el próximo 01 y 02 de febrero en el Faro Monumental. En la oportunidad, Alonso Farías interpretará la canción “No necesitamos banderas”.

Lo acompañarán en la competencia; Celeste Munizaga, joven de 24 años que se la jugará cantando “Por qué no se van”; Claudio Zambra, profesor coquimbano que entonará su versión de “Estrechez de corazón”, y el periodista Marcelo Castillo con la elección de “Paramar”.

"Nos estamos preparando con varios matices y juegos para que sea más atractivo.  A lo mejor no es una de las canciones más populares de Los Prisioneros, pero es una buena oportunidad para poner estos mensajes en la palestra”

En conversación con El Día, Alonso Farías adelanta cómo se está alistando para debutar en el certamen veraniego, además de compartir su aventura cosmopolita recorriendo más de 30 países en poco más de un año, experiencia que le permitió formar su banda La Doctrina, con la que se presentó hace un tiempo en bares de Liverpool, Inglaterra.

Respecto a la elección de la canción, el joven de 27 años explica que “si bien fue escrita hace bastante tiempo, sigue vigente. Su lírica es política directa y honesta. Dice las cosas sin miedo y eso es lo que tenemos que corregir en el país, a veces no nos atrevemos a decir las cosas por su nombre”.

-¿Presentarás una nueva versión?

“Estamos trabajando un arreglo funky para darle más onda y hacerlo más entretenido. Nos estamos preparando con varios matices y juegos para que sea más atractivo.  A lo mejor no es una de las canciones más populares de Los Prisioneros, pero es una buena oportunidad para poner estos mensajes en la palestra”.

-¿Qué buscas comunicar?

“Habla en contra de los discursos hegemónicos que rigen nuestra sociedad. La importancia está en el mensaje, ya que seguimos siendo dominados por estas potencias que están en Europa y Norteamérica”. 

-¿Cómo te preparas para la competencia?

“A modo personal estoy tomando algunas clases de canto con el cantante y tenor Gonzalo Tomckowiack, con una clase a la semana y en la mañana estoy haciendo ejercicios de vocalización”.

La Doctrina

Alonso es oriundo de La Serena, pero estudió y trabajó varios años en Santiago. Una vez que egresó de la carrera de Ciencias Políticas, ejerció en la Cámara de Diputados durante dos años, hasta que se aburrió de la rutina y decidió tomar su guitarra y viajar por el mundo.

Fue así como recorrió 38 países en 15 meses, cautivando con su talento en las calles, bares y centros culturales.

-En este contexto, ¿cómo nace la banda?

“Partí en Europa y después estuve en países de Asia y África. Fueron un sinfín de experiencias que dieron paso a cierta creatividad y después al volver a Chile, a principios del 2017, formamos La Doctrina con la que empezamos a hacer circular las canciones que escribí en ese proceso”.

-Y como siguió la historia…

“El gran salto que nos dimos en la región fue cuando ganamos el concurso La Guerra de Bandas de Enjoy Coquimbo, lo que nos permitió presentarnos siete veces en el casino y así pudimos abrir puertas para tocar en otras ciudades. Hemos estado presentándonos bastante en el circuito local y también en otras ciudades y otros países en los últimos dos años”.

Proyecto claro

-¿Cuesta ser músico en la Región de Coquimbo?

“Cuesta ser músico, pero en realidad lo que más cuesta es que te tomen en cuenta. La clave es tener una buena presentación, buenos videos y fotos, además de tener claro el proyecto que uno está ofreciendo, por ejemplo cuando quiera tocar en un bar u otro tipo de evento. Es súper importante que todos tengamos un buen dossier artístico”.

-¿Se valora más la música en el extranjero?

“Es una pregunta complicada. Por eso yo insisto en la necesidad de tener claro el proyecto que uno está construyendo y así es más fácil identificar al público que uno quiere apuntar. En La Serena y en Chile la gente es receptiva de la música en vivo, pero hay que generar una interacción, cosas que fuimos aprendiendo durante la marcha”. 6001i

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X