Crédito fotografía: 
El Día
Desde la seremi de las Culturas y de la Corporación Visión Regional emanaron propuestas que pretendían transformar el histórico edificio es un centro cultural, las que finalmente fueron desestimadas por el Consejo de Asuntos Económicos Arquidiocesano. La autoridad de la cartera, Francisco Varas, asegura que la iglesia privilegió lo económico por sobre el desarrollo artístico de la región.

Tras conocerse la noticia de que el ex Teatro Centenario de La Serena había sido arrendado a un particular, aparentemente con fines comerciales, varias voces salieron en defensa del histórico edificio. Los primeros en lamentar su destino fueron los Cuturrufo, familia que tuvo a cargo el espacio por más de una década.

A ellos se sumó gran parte de la comunidad cultural de la región de Coquimbo y los habitantes de la ciudad, quienes ven con tristeza cómo se pierde uno de los inmuebles patrimoniales de la zona, cuna del arte, que en los años ´90 exhibió los primeros estrenos de cine y se transformó en un punto de encuentro indiscutido.

El pasado 06 de octubre del 2018, el público disfrutó de una velada mágica en torno al Festival Chile Jazz, última presentación que se llevó a cabo en el recinto. El lunes siguiente, Rodrigo Cuturrufo, ex director del centro, hizo entrega de las llaves al Arzobispado, propietarios del lugar.

Al respecto, Monseñor René Rebolledo, explicó a El Día que la decisión de arrendar el ex Teatro Centenario fue tomada a conciencia, considerando los altos costos que implica la mantención de la estructura. Si bien reconoció no conocer en detalle el nuevo proyecto, aseguró que el proceso se realizó “buscando el bien de todos”.

En medio de las labores de limpieza y los trabajos de remodelación que se desarrollan en la obra, llegaron a nuestro medio antecedentes de dos proyectos culturales que se pretendían realizar en el inmueble, pero que finalmente fueron desestimados por el Consejo de Asuntos Económicos Arquidiocesano.

Convenio con la Seremi

En conversación con El Día, el seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Francisco Varas, cuenta que como Gobierno presentaron una propuesta formal para hacerse cargo del edificio, sin embargo, luego de un año de reuniones con el Arzobispado de La Serena, no llegaron a buen puerto.

“Estuvimos trabajando durante el 2019 con esa intención. A veces llegábamos a acuerdos y otras no, pero siempre con las ganas de avanzar en ese camino. Hasta que ya definitivamente nos dicen que no siguen con nosotros y que van por otra línea de carácter comercial. Nos enviaron un oficio en enero agradeciendo la oferta”, relata.

La autoridad critica duramente la determinación de la iglesia, argumentando que la negativa se debe a que “su idea era poder generar algún tipo de renta por el lugar, más que de entregar el espacio para que se siguieran desarrollando las culturas y las artes de la comuna y la región”.

Sobre el proyecto, detalla que el propósito era generar un convenio en el que el Arzobispado cediera el inmueble a la seremi de las Culturas, con el compromiso de que la entidad asumiera su restauración total, tanto del exterior como del interior, y cancelara los gastos operacionales como las contribuciones.

En este punto, Varas explica que “queríamos generar una rehabilitación de la obra, transformándola en un centro cultural sin perder el carácter de teatro, pero si agregándole algunas otras áreas importantes. Nos interesaba darle una resignificación y tener un barrio cultural. Lamentablemente no se pudo y es muy triste”.

Pese a que está consciente de que como ministerio no pueden hacer mucho, apunta a que lo positivo es que el ex Teatro Centenario está dentro de la zona típica. “No es un Monumento Histórico, pero si es de Conservación Histórica, por lo tanto la municipalidad nos puede ayudar a controlar lo que se construya en el interior”, precisa.

Por último aclara que el exterior está completamente resguardado. “Yo sé que el Arzobispado dijo que había pedido que se recuperara la parte patrimonial, pero eso no podría sufrir modificación, no pueden hacer nada en la fachada”, ya que está en manos del Consejo de Monumentos Nacionales.

Propuesta privada

En paralelo, Eduardo Pizarro, representante de la Corporación Cultural Visión Regional y quien ha estado a la cabeza del Festival de Cine de La Serena, también acusa haber postulado un proyecto cultural para el emblemático ex Teatro Centenario, que según dice, fue rechazado sin una explicación clara.

En diciembre del 2018 se presentaron al primer llamado de licitación del Arzobispado, el que finalmente fue pospuesto el día 27 del citado mes, aludiendo a la necesidad de contar con más oferentes para el arriendo del recinto, de acuerdo a un documento que tuvo acceso nuestro medio.

“Empezamos a preparar este segundo proceso, que fue un llamado público, siguiendo unas bases bien complejas. Tuvimos que invertir en desarrollar una prefactibilidad con un equipo de arquitectos y constructores civiles y en paralelo elaborar una oferta cultural y económica de manera muy profesional”, cuenta.

Pizarro recuerda que acudieron presencialmente en marzo del 2019, cumpliendo todos los requerimientos. “Fuimos la única empresa privada que llegó formalmente y presentó todos los documentos. Esperamos un tiempo y nos llegó una carta de la administradora de bienes del Arzobispado, que señalaba que no habíamos cumplido con las expectativas, fue una justificación escueta, vaga y difusa”.

Sobre la propuesta, comenta que “la idea era recuperar un espacio cultural que tiene una carga patrimonial histórica, muy relevante para la ciudad y volver a darle un lugar con un proyecto activo y moderno, que incluía distintos ámbitos de las artes escénicas, musicales y audiovisuales”.

“Hicimos un trabajo muy serio, donde invertimos recursos y mucho tiempo. Creemos que perdimos el tiempo porque nunca estuvieron de acuerdo o nunca quisieron que el teatro estuviera destinado a la cultura. Hay un interés permanente por lucrar con aquello, de quien da el mejor arriendo”, lamenta.

Con evidente frustración y tristeza, Eduardo Pizarro expresa que “como trabajadores de la cultura lo sentimos mucho porque en realidad se va a perder un espacio importante que podría haber sumado a la gran carencia de centros culturales que tiene la región de Coquimbo.

Nada que decir

Desde el Arzobispado de La Serena comunicaron a El Día que no se referirán a los dichos del seremi Francisco Varas ni del gestor cultural Eduardo Pizarro, indicando que se remiten a la declaración realizada por el Consejo de Asuntos Económicos el pasado lunes 06 de abril, publicada en nuestras páginas.

“Luego de un tiempo prolongado, en que se ha ofrecido a diversas entidades, en vista de su recuperación patrimonial y puesta en marcha de su funcionamiento, se ha tomado la decisión de arrendarlo a un particular”, puntualizaron en dicho documento. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día