• Con más de 65 años el Restaurant El Pequeño, ubicado en la bahía de Guanaqueros, es un referente gastronómico en la región y en el país.
    Con más de 65 años el Restaurant El Pequeño, ubicado en la bahía de Guanaqueros, es un referente gastronómico en la región y en el país.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El recinto administrado por la familia Muñoz López es un referente gastronómico en la región. En su variada carta destacan preparaciones como el congrio en caldillo o frito, blanquillo, palometa, ostiones a la parmesana o al pil pil, machas salsa verde y empanadas de mariscos.

Con más de 65 años de tradición y con una vista privilegiada hacia la playa de Guanaqueros, el Restaurante El Pequeño es uno de los destinos favoritos por cientos de turistas nacionales e internacionales. Y es que la calidad de sus productos le ha otorgado la calidad de “imperdible” dentro de la oferta gastronómica de la caleta. 

El trabajo familiar se encuentra a 32 kilómetros de Coquimbo, ubicado en Avenida Guanaqueros 2315. Dentro de la amplia oferta se pueden encontrar exquisitos platos para todas las edades y gustos. Abierto de lunes a domingo, de 12:00 a 22:30 en verano. 

En su carta destacan los frescos pescados y mariscos de la zona, que varían según la estación. Congrio en caldillo o frito, blanquillo, palometa, ostiones a la parmesana o al pil pil y las infaltables empanadas de mariscos son los productos más solicitados por la clientela. Un público que se encantó con el lugar y año tras año vuelve a las maravillosas terrazas del negocio que impulsó Clodomiro Muñoz y María López, padres de Camila y Susana Muñoz López, las actuales administradoras. 

A pocos días de Navidad y del Año Nuevo, Camila comentó a El Día que seguirán atendiendo todos los días de la semana y que mantendrán la lista de precios, como una manera de incentivar y premiar a los clientes que lleguen al balneario. 

“Seguiremos con los mismos precios y esperamos que los arrendatarios de cabañas también se sumen, la idea es incentivar la llegada de turistas a la zona”, dijo. 

Optimismo, el ingrediente principal

El estallido social y político ha impactado fuertemente la economía del país, el área del turismo trabaja para mejorar el escenario de cara al periodo estival. 

Ante este escenario, Camila se muestra optimista y aunque recuerda que en años anteriores, en noviembre y diciembre, recibía delegaciones de estudiantes y adultos mayores, dice estar esperanzada y que el sector repuntará en los próximos días. 

“Es cierto que hemos notado una baja de turistas, pero en Guanaqueros no ha pasado nada y es una buena alternativa para salir a descansar y disfrutar. El fin de semana pasado llegó más gente y se ha mantenido por lo que estoy optimista y sé que mejorará cuando ya estemos cerca de Navidad y Año Nuevo”, agregó. 

Aunque advierte que el sector está resentido y que el verano no será igual, confía que la clientela fiel a sus productos regresará en algún momento. Además, cree que el alto precio del dólar incentivará las vacaciones en el territorio nacional.

La administradora del recinto gastronómico aclara que no se ha visto en la obligación de despedir empleados y que seguirá con el mismo entusiasmo y amor por el negocio que desarrollaron sus padres. Y que la invitación está abierta para todos los habitantes de la región. 

“Este es un lugar tranquilo donde se puede compartir en familia, descansar de la rutina diaria. Hoy más que nunca hace bien escaparse un momento de las grandes ciudades”, manifestó.

Conquistando el paladar

La atención afable de los garzones, música ad hoc, la vista panorámica de la bahía son la mezcla perfecta para compartir en familia en uno de los lugares más atractivos de la costa de la Región de Coquimbo. 

Si de aperitivo se trata, las clásicas machas son una buena alternativa y pueden degustarse crudas en mariscal, a la parmesana o salsa verde. Esta última preparación, es uno de los platos insignes de El Pequeño.

Si es más tradicional o bien para los más pequeños de la casa también está la opción de comenzar esta experiencia culinaria con una empanada de mariscos, camarón queso, ostión queso. Ingredientes frescos que provocan una verdadera fiesta en el paladar.

Pero también están los apetecidos medallones de congrio frito, un ingrediente que no puede faltar en la cocina de la familia Muñoz López, su acompañamiento ideal es una ensalada a la chilena. Provocando un popurrí y un contraste de colores, el rojo intenso del tomate y el sabor crujiente de la cebolla brindan el toque tradicional e infaltable a cualquier preparación.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital