Crédito fotografía: 
EFE
Desde la llegada de las plataformas de ‘streaming’ se ha consolidado una nueva forma de disfrutar de la producción audiovisual: cientos de series disponibles en cualquier momento y en cualquier tipo de dispositivo. La llegada de Apple TV+ amplia una oferta en la que destacan Netflix, HBO y Amazon Prime.

El lanzamiento de Apple TV+ y de Disney+ han sido los últimos de una revolución protagonizada por las plataformas de ‘streaming’ que ha cambiado para siempre la forma de disfrutar de series de televisión.

Todo empezó cuando, en febrero de 2013, Nefflix presentó su primera serie, ‘House of Cards’, pionera en ser publicada de forma íntegra y sin una previsión de programación, lista para ser consumida al gusto del espectador.

Apple TV y Disney+ se suman a un mercado en el que Netflix, HBO y Amazon Prime Video pugnan por hacerse con el público, y presentan un amplio catálogo de series y películas y, sobre todo, de producciones propias que en los últimos años han destacado entre las mejores ficciones televisivas.

Con un contenido exclusivamente original, sin películas o series de televisión más antiguas, a diferencia de otras plataformas, Apple TV+ ha llegado al mundo del ‘streaming’ con las series ‘The Morning Show’, ‘See’, ‘Dickinson’, ‘For All Mankind’, ‘Snoopy in the Space’, ‘Helpsters’ y ‘Ghostwriter’ y el documental ‘The Elephant Queen’.

‘The Morning Show’ cuenta en su reparto con Jennifer Aniston, Reese Witherspoon y Steve Carell, mientras que Jason Momoa es uno de los protagonista de ‘See’. 

Aunque por el momento el catálogo es reducido, Apple TV+ ya ha anunciado próximos lanzamientos a un precio bastante más reducido que el de sus competidores, pero con el hándicap de estar sólo disponible en dispositivos de la compañía.

Por su parte, Disney+, por el momento disponible sólo en Estados Unidos, Canadá, Holanda, Nueva Zelanda y Australia, ha llegado al mercado de las plataformas digitales con todas sus películas clásicas, más la producción de Pixar, Marvel, la franquicia Star Wars, Los Simpsons, Fox, National Geographic y de los canales dirigidos al público infantil, además de las series producidas por Hulu.

La pugna entre las dos principales plataformas de ‘streaming’, Netflix y HBO, por añadir a su oferta de contenidos propios otros éxitos televisivos como ‘Friends’ o ‘The Big Bang Theory’, es muestra del éxito de la nueva forma de consumir televisión.

Producción cinematográfica

El amplio abanico de la oferta que ofrecen los servicios digitales ha derivado en una nueva forma de consumo de series y películas, aunque no todas las plataformas opten por el estreno íntegro de las temporadas completas de sus producciones originales, al contrario de lo que hace Netflix, y mantengan el estreno de los capítulos de forma individual al modo de la televisión tradicional. 

Los maratones se han convertido en una forma habitual de consumo del producto audiovisual por parte de los aficionados a las series que cuentan, además, con un amplio número de posibilidades tecnológicas para su visualización.  

Aunque estas plataformas tampoco dejan de lado el cine, y cuentan en su catálogo con una oferta cada vez más amplia de películas.

La gran ventaja de las plataformas dedicadas a las series y el cine es la posibilidad de acceder a un gran catálogo de productos audiovisuales en cualquier momento. Tanto de producciones propias como series emitidas por canales clásicos de televisión, que se han convertido en ficciones de culto para los espectadores.

La nueva forma de consumir el producto audiovisual ha contribuido a alguno de los grandes fenómenos ‘fan’ de los últimos años, con ‘Game of Thrones’ (HBO) como el gran referente, y con otras destacadas como ‘Stranger Things’ o ‘La Casa de Papel’ (Netflix). 

Todo apunta a que sucederá lo mismo con la versión que Amazon Prime Video prepara de ‘The Lord of the Rings”.

El auge de estas plataformas es tal que hasta se han colado en la producción cinematográfica, no sin polémica, ante la nueva forma de estrenos cinematográficos.

La película ‘Roma’, del mexicano Alfonso Cuarón, ganadora del León de Oro y gran triunfadora en la última entrega de los premios Óscar, es una producción de Netflix y éste fue su principal canal de distribución.

También Netflix está detrás de ‘The Irishman’, la última película de Martin Scorsese, y será la principal vía de distribución de un filme protagonizado por Robert de Niro, Al Pacino y Joe Pesci que no se proyectará en las grandes salas comerciales.

Los grandes del cine pasan a las series

Algunas de las producciones más espectaculares pensadas para la gran pantalla no se consumen en gran formato, sino en una amplia variedad de dispositivos: desde el televisor hasta el teléfono móvil y en cualquier momento.

El público de estas plataformas se ha disparado gracias también a la posibilidad de usar una misma suscripción en diferentes dispositivos de formas simultánea o la posibilidad de descargar los contenidos. 

Por ejemplo, Netflix cuenta con más de 150 millones de usuarios en todo el mundo y en los primeros nueve meses del año ingresó cerca de 15.000 millones de dólares.

El fenómeno motivado por el auge de las plataformas de ‘streaming’ coincide con el paso de algunas de las figuras más reconocidas de Hollywood al mundo de las series.

Tal es el caso de Nicole Kidman, Reese Whiterspoon y Meryl Streep, que participan en ‘Big Little Lies’; o Anthony Hopkins que es uno de los actores principales de ‘Westworld’. Sin duda un atractivo más para los espectadores.

“Hemos entrado en un nuevo mundo desde el mes de noviembre”, ha asegurado Reed Hastings, fundador de Netflix, ante la llegada de nuevas plataformas durante las últimas semanas. 

Mientras las compañías luchar por hacerse con el público lo que se ha consolidado ya es una nueva forma de ver series.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X