• Rodrigo es oriundo de la capital regional y terminó su etapa escolar en el Colegio Sagrados Corazones, mientras que Ignacia ha vivido desde siempre en la Región Metropolitana
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La talentosa pareja es parte de la nueva camada de actores de la industria televisiva. Recientemente participaron de la exitosa teleserie de Canal 13 “Pacto de Sangre” y hoy alejados de la pantalla chica, están enfocados en proyectos teatrales y musicales. En entrevista con El Día, insisten en la necesidad de descentralizar la cultura y promover un desarrollo artístico a temprana edad.

Los actores nacionales Rodrigo Walker e Ignacia Uribe participaron de la quinta versión del Festival Internacional de Cine de La Serena, que se desarrolló entre el 17 y 19 de octubre. En su visita a la región, las promesas de la actuación compartieron su experiencia y carisma con la comunidad.

Los jóvenes talentos debutaron en televisión de la mano de la ficción de TVN “Wena Profe” el año 2017. Recientemente fueron parte de la exitosa teleserie nocturna de Canal 13 “Pacto de Sangre” y hoy, alejados de la pantalla chica, están enfocados en proyectos teatrales y musicales.

"Es interesante que se realicen actividades como el Festival de Cine de La Serena porque cuando yo me fui de la ciudad, hace ocho años, no existían estos espacios", Rodrigo Walker, actor

Rodrigo es oriundo de la capital regional y terminó su etapa escolar en el Colegio Sagrados Corazones, mientras que Ignacia ha vivido desde siempre en la Región Metropolitana. Se conocieron estudiando teatro en la Universidad de Chile, donde forjaron una relación que lleva más de cuatro años.

“Para mí el cine siempre fue una de mis mayores inquietudes, siempre quise indagar en eso. Cuando estaba en tercer año de universidad me llamó la directora Claudia Huaiquimilla para participar de la película “Mala Junta”, Ignacia Uribe, actriz 

En entrevista con El Día, los jóvenes intérpretes explicaron la importancia del desarrollo artístico a temprana edad e insistieron en la necesidad de descentralizar la cultura. Asimismo, relataron cómo llegaron a ser parte de la nueva camada de actores de la industria televisiva.

-Rodrigo, ¿cómo has visto el desarrollo cultural en la región?

“Claramente hay una evolución. Todos sabemos que la realidad del país es bastante centralizada y en el ámbito cultural es lo mismo. Es interesante que se realicen actividades como el Festival de Cine de La Serena porque cuando yo me fui de la ciudad, hace ocho años, no existían estos espacios. Sin lugar a dudas hay un avance de lo que veo hoy y lo que veía hace unos años atrás en la región”.

-Ignacia, ¿en Santiago la oferta es más amplia?

“La historia se ha encargado de centralizar todo lo que es la cultura, trabajo y producción en la zona central. Y justamente quienes están detrás de estos festivales luchan contra esa realidad. Es importante que la gente valore estas instancias y que haga notar que queremos más cultura y que no nos sirve un recorte presupuestario.

Además, en regiones es muy difícil tener un acercamiento con el oficio. Uno tiene que tener referentes cercanos, de los cuales poder agarrarse para saber si realmente te interesa o no una determinada disciplina. Este certamen es la ocasión perfecta para la gente que le gusta el cine en todas sus aristas”.

-¿Sienten el interés de la ciudadanía?

RW: “Existe un público que no está educado para participar, por eso la importancia de la creación de audiencia. Este tipo de actividades contribuyen a que las personas se interesen… El recorte a la cultura no nos afecta a nosotros directamente, sino que será menos dinero para la difusión de panoramas artísticos”.

IU: “A mí me parece que la difusión a través de redes sociales es un efecto muy importante porque la gente siente cercanía. Ha sido un factor fundamental para que la comunidad conozca y sea parte cada vez más del Festival de Cine de La Serena, que ya lleva cinco versiones”.

-En el plano artístico, ¿falta motivar y acompañar más a los jóvenes?

RW: “Sí… No podemos esperar que solo la intuición y arrojo de los adolescentes los lleve a estudiar una carrera artística. ¿Por qué no somos nosotros mismos, como adultos, hermanos, padres y compañeros, quienes les demos el espacio y el primer empujoncito para realizar este tipo de actividades?”.

IU: “Muchas veces no tienen acercamiento porque no conocen más allá. Piensan que ir a estudiar teatro es solo para hacer teatro y no es lo que abarca toda nuestra carrera”.

Debut en TV

-Cuando entraron a estudiar teatro, ¿aspiraban llegar a la televisión?

RW: “Fui a un casting bastante común, como a muchos a los que solíamos ir. En mi caso sucedió, se dio. No es algo que haya buscado, siento que los caminos me llevaron hasta ahí”.

IU: “Para mí el cine siempre fue una de mis mayores inquietudes, siempre quise indagar en eso. Cuando estaba en tercer año de universidad me llamó la directora Claudia Huaiquimilla para participar de la película “Mala Junta”, que fue bastante premiada, y me enamoré del cine.

El trabajo cinematográfico es muy bonito y colaborativo, cada persona tiene su rol definido. En cambio en el teatro nosotros como actores ponemos la vida, nos involucramos por completo. Son procesos totalmente diferentes, pero igualmente hermosos”.

-Al terminar las grabaciones de “Pacto de Sangre”, ¿hicieron una pausa?

IU: “Nos fuimos a Brasil por un mes a botar todo” (ríen).

RW: “Sí, de hecho dejé ofertas de lado. Recibí una invitación para trabajar en la teleserie nocturna “Río Oscuro” y dije que no. La verdad no me convencía totalmente la propuesta y prefería hacer otras cosas. La televisión es difícil de llevar, no para todos, pero a mí me cuesta llevar el ritmo.

Soy una persona más lenta y ya llevaba como tres teleseries seguidas. Necesitaba parar porque además uno quiere reencontrarse con otros procesos de creación. Quería volver al circuito teatral por ejemplo, pero no podía si estaba en una teleserie, ellos (canal) disponían de todo mi tiempo, aunque muchas veces no lo usaran”.

-¿Fue un desafío importante?

“Fue súper interesante, aprendí mucho. Si bien había participado en otras teleseries, esta fue realmente significativa por lo que representó en términos de creación e interpretación. Era más considerado en el equipo de actores porque comenzaba a funcionar, había una energía de éxito en el ambiente. Tuve más relación con los otros actores, ya no éramos solo los niños de la teleserie”.

Faceta musical

-¿Qué nos pueden contar de sus proyectos musicales?

RW: “Ambos estamos explorando facetas musicales. La Nacha se dedica más al rap con su familia y yo participo en el proyecto de una amiga de La Serena. Quisiera seguir desarrollando la faceta musical, tengo un veta oculta, inmadura y autodidacta, pero quiero continuar creando”.

IU: “A mí siempre me ha gustado mucho la música y el hip hop, desde la cuna. He sacado unos temas de rap con mis primos y tenemos muchas ganas de producir un videoclip porque es una oportunidad para contar historias”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día