Crédito fotografía: 
BioBio Chile
Esta mañana los matinales de la TV chilena se volcaron a cubrir el caso de Mariana, una joven estudiante que está desaparecida hace ya cuatro días, que fuera vista por última vez en el metro Quilín.

En este contexto su madre, María Angélica Acevedo, estuvo presente en la mañana en los matinales Mucho Gusto (Mega) y Contigo en la Mañana (CHV), donde entregó mayores detalles del caso y realizó un llamado hacia la menor de edad.

La primera entrevista fue con Simón Oliveros, de Mega, con quien habló por cerca de 10 minutos. No obstante, en un punto de la conversación María Angélica expresó: “Lo siento, me tengo que ir”.

Ante esto Oliveros expresó en vivo, visiblemente molesto: “Estamos al aire amigo, hay una cosa de códigos en la TV. Estoy hablando con la señora y es una una falta de respeto lo que estas haciendo tú”.

“Es que yo tenía un compromiso con ellos también”, dijo posteriormente la mujer, ante lo que el periodista expresó: “Vaya con los amigos de CHV, donde más salga mejor, no hay competencia”.

Luego de de 20 minutos, María Angélica volvió a aparecer en televisión, pero para un contacto con Julio César Rodríguez y Monserrat Álvarez.

Descargo del notero de Mega

Luego que la mujer terminara el contacto con Mucho Gusto, y aún molesto, Simón Oliveros realizó un descargo en vivo, criticando a Chilevisión.

“Acá rating más o menos da lo mismo, porque siempre hemos trabajado en ayudar. Acá hubo una actitud muy fea. Llevo mucho tiempo, muchos años reporteando y no se debe pelear al entrevistado, menos acosando a través de llamados, que el compromiso, váyanse a la mierda (sic) con el compromiso cuando hay una hija desaparecida”, indicó.

“Se comienza a tratar a una persona como un botín y eso me parece muy feo. Me han levantando entrevistados, pero acá hubo cierta presión que no me parece producto del momento que está viviendo”, agregó.

Hay que señalar que Mariana se perdió el lunes 22 de noviembre, cuando salió de su casa antes de las 8:00 horas de la mañana, para ir a su colegio que está a cinco cuadras de su vivienda, al cual nunca llegó.

En ese entonces su madre indicó que se contactó con ella por WhatsApp, pero los mensajes no le llegaban. Por ello llamó al colegio, donde le dijeron que no estaba. Tras eso, sus padres presumieron que podía estar en el mall Paseo Quilín, pero no había rastro de la joven por lo que pusieron una denuncia ante Carabineros.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X