• Colonia Dignidad​ es un asentamiento fundado 1961 por un exmilitar nazi. En 2005 adoptó el nombre de Villa Baviera.
Crédito fotografía: 
Cedida
El dinero iría en concepto de ayudas directas y concretas a las víctimas de Colonia Dignidad, centro de operaciones en Chile de una secta dirigida por Paul Schäfer.

El socialdemócrata Matthias Bartke, presidente de la comisión parlamentaria de Trabajo y Asuntos Sociales, explicó hoy en "Der Spiegel" que se pretende facilitar a las víctimas de Colonia Dignidad "las urgentemente necesarias prestaciones de apoyo". Esta se suma a los 800.000 euros ya aprobados para otros cometidos, como la construcción de un centro de encuentro y memoria.

El millón de euros no podrá emplearse hasta que no se presente un claro plan de ayuda que precise de qué manera se repartirá el dinero, para lo cual ya el pasado 10 de octubre se constituyó una comisión conjunta, integrada por diputados de todos los grupos parlamentarios y representantes del Gobierno. 

La comisión tiene previsto celebrar en Berlín este mes y el que viene dos sesiones con expertos y representantes de asociaciones de víctimas y el objetivo es tener listo el plan de ayuda hasta el verano que viene. 

"Fue una lucha dura. Estoy satisfecha de que este objetivo tan importante finalmente se haya podido alcanzar", dijo por su parte el portavoz del grupo parlamentario conservador para derechos humanos, Michael Brand.

"Los horribles crímenes en Colonia Dignidad sólo pudieron ocurrir, porque la embajada alemana en Chile no intervino en su día a pesar de las numerosas llamadas de socorro" -Matthias Bartke, presidente de la comisión parlamentaria alemana de Trabajo y Asuntos Sociales.

Para Bartke, "los horribles crímenes en Colonia Dignidad sólo pudieron ocurrir, porque la embajada alemana en Chile no intervino en su día a pesar de las numerosas llamadas de socorro".

"Esta pasividad fue uno de los capítulos más oscuros de la diplomacia alemana de la posguerra", agregó. 

En julio pasado el Gobierno alemán había presentado ante el Bundestag un plan para revisar los crímenes cometidos en Colonia Dignidad y para apoyar a las víctimas, pero en el que se descartaba de manera expresa ayudas económicas individuales. 

El plan fue recibido con indignación por muchos diputados y Brand lo calificó de "escándalo" y "documento burocrático frío y cínico".

Entre 1961 y 2005, en Colonia Dignidad unas 300 personas que siguieron a Schäfer de Alemania a Chile fueron sometidos a trabajos forzados, castigos y manipulación mental, a lo que se suman los abusos sexuales cometidos contra menores.

Colonia Dignidad, situada a unos 300 kilómetros de Santiago, sirvió además de centro de torturas de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) y se estima que más de cien opositores al régimen fueron asesinados en el recinto y constan todavía hoy como desaparecidos.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X