Ante los violentos incendios ocurridos durante los últimos días en Vallenar, región de Valparaíso, Metropolitana, Maule, O´higgins y recientemente en las comunas de Paihuano y Ovalle, un experto de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), se refiere a las causas que facilitan su acción y propagación.

La situación es sumamente preocupante si consideramos que a nivel nacional, se han detectado 16 siniestros activos, los cuales han afectado más de 800 hectáreas de vegetación. Bajo este escenario, Luis Martínez, jefe del programa de protección contra incendios de Conaf señala que “el llamado es siempre a la prevención porque lamentablemente en Chile, el 99 por ciento de éstos son generados por las personas”.

La autoridad explica que esto ocurre porque “la ciudadanía no tiene el cuidado básico frente a diversas situaciones. Por ejemplo, apagan mal una fogata, tiran por la ventana un cigarrillo, manipulan máquinas que generan chispas cerca de pastizales, queman basura sin avisar a la entidad que corresponde, entre otras cosas”, agregando que “cuando se realizan acciones sin precaución ocurren tragedias, como la pérdida de vegetación y el riesgo al que se enfrentan las personas”.

Si bien comenta que esto ocurre por la irresponsabilidad ciudadana, admite que existe desconocimiento en la materia. En este sentido, asegura que “hace falta aprendizaje para poder entender que los incendios forestales se producen a raíz de malas prácticas, lo que la mayoría de las veces se constituyen en escenarios de alta peligrosidad”.

¿Cuáles son las principales consecuencias? “La más directa es la pérdida de la vegetación y biodiversidad, que en la región de Coquimbo es alarmante porque se está disipando poco a poco lo que va quedando de ésta, la que ya se ha visto afectada por los efectos del cambio climático y las sequías.  Por otra parte, tenemos la contaminación que produce el humo, la que impacta directamente en la gente”.

Factor climático

Además del accionar de los seres humanos, Martínez cuenta que existen tres factores que también están asociados a la generación de brutales incendios. “Hay tres situaciones naturales que afectan a su propagación. Primero, las altas temperaturas, que comúnmente se producen en la época estival; segundo, la disminución de la humedad relativa; y por último los vientos”.  

En tanto, considerando el aumento exponencial de los siniestros en la región de Coquimbo, los cuales han aumentado un 275 por ciento en un año, hace un llamado al auto cuidado de la población. “Hay que tener claro que este tipo de incendios no pueden ser enfrentados directamente si no se cuenta con el conocimiento adecuado. Es fundamental que cuando alguien se enfrente a la acción del fuego, lo informe a las entidades pertinentes”, enfatiza.

Siniestro en Paihuano

El pasado jueves, la fuerza de las llamas afectaron la provincia de Elqui, específicamente en las cercanías del Callejón Lo Aguirre en la localidad de Paihuano, lo que terminó alcanzando cerca de 10 hectáreas. Según informó Americo Giovine, gobernador de la zona, “junto con las labores de extinción que se han llevado a cabo, Conaf emitió un informe sobre los antecedentes de la indagación que está en manos de bomberos”.

De manera preliminar, se consignó que fue un incendio de carácter forestal en un sector donde hay una cantidad importante de cañaverales secos y parronales en una superficie aproximada de cinco hectáreas. Sin embargo, sostuvo que “los aspectos correspondientes a la investigación serán conocidos cuando el proceso concluya”.

¿El siniestro fue provocado por las altas temperaturas? “Se puede advertir que podría haber influido, pero la verdad es que teniendo en cuenta el alto porcentaje de participación de las personas en estas situaciones, se ha descartado la posibilidad de que el siniestro haya sido provocado sólo por el efecto del aumento de las temperaturas en sectores interiores”.

Frente a este panorama, Giovine confiesa que “hemos estado preocupados por los incendios de la provincia y estamos trabajando en la línea de nuestra tesis respecto a los incendiarios, ya que hay varias personas que están detenidas y han sido descubiertas en malas prácticas”, argumentando que “la justicia se tiene que hacer cargo, esto es un delito y por lo tanto, quienes realizan quemas no autorizadas deben ser sancionados”.

“Es importante que los dueños de terrenos, los que ejecutan labores de despeje para mejorar las siembras, realicen su actividad siempre y cuando esté controlada por Conaf. Hacemos un llamado al cuidado de parte de los vecinos, para que estas actividades se efectúen cuando no hayan altas temperaturas y vientos que hagan favorable la propagación de un incendio”, finaliza. 6001i

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X