Crédito fotografía: 
Cedida
De acuerdo al diario inglés The Guardian, funcionarios de salud han advertido que los medicamentos antiinflamatorios son un riesgo para las personas con enfermedades infecciosas porque tienden a disminuir la respuesta del sistema inmunitario del cuerpo.

El ministro de salud francés, Olivier Verán, quien es médico y neurólogo calificado, advirtió este sábado que los antiinflamatorios de venta libre -usados muy comúnmente para combatir dolores y estados febriles- pueden empeorar los cuadros de COVID-19, la infección causada por el llamado coronavirus.

“La ingesta de antiinflamatorios (ibuprofeno, cortisona, etc) podría ser un factor que agrava la infección. En caso de fiebre, tome paracetamol. Si ya está tomando medicamentos antiinflamatorios, consulte a su médico”, indicó la autoridad sanitaria.

De acuerdo al diario inglés The Guardian, funcionarios de salud han advertido que los medicamentos antiinflamatorios son un riesgo para las personas con enfermedades infecciosas porque tienden a disminuir la respuesta del sistema inmunitario del cuerpo.

El ministerio de salud agregó que los pacientes deberían preferir usar paracetamol, también conocido como acetaminofén, porque “reducirá la fiebre sin contraatacar la inflamación”.

Jean-Louis Montastruc, jefe de farmacología del hospital de Toulouse, dijo a la radio RTL que los medicamentos antiinflamatorios aumentan el riesgo de complicaciones cuando hay fiebre o infección.

Preocupación entre asmáticos

La asociación francesa Asma & Alergias, que cuenta con un número de atención a pacientes, ha señalado los riesgos que corren los asmáticos ante el nuevo coronavirus. Según la asociación, las llamadas al número de atención a pacientes “se han intensificado” desde hace unos días y “la preocupación de los que llaman es palpable”.

Desde hace tiempo, se sabe que la combinación de virus y asma puede ser peligrosa, por lo que, cada año se pide a los asmáticos que se vacunen contra la gripe. Además, muchos de ellos usan fármacos antiinflamatorios.

“Un control adecuado de los síntomas limita los riesgos de un ataque de asma inflamatorio en caso de infección viral”, explican los expertos. Por ello, “es muy importante no interrumpir el tratamiento contra el asma”, indica la asociación.

El tratamiento del asma se basa, sobre todo, en corticoides inhalados que permiten controlar la inflamación bronquial, los síntomas y disminuir la exacerbación asmática, señalan los especialistas, quienes recomiendan “continuar” con el mismo.

Sin embargo, puede haber excepciones. En caso de tos, de dificultad respiratoria y de fiebre, es indispensable consultar con el médico antes de empezar un tratamiento con cortisona por vía oral, precisan los neumólogos.

Las personas asmáticas no tienen más riesgos de contagiarse de la epidemia de COVID-19 que el resto de la población, siempre y cuando el asma esté correctamente controlado, indican los especialistas. No obstante, los asmáticos son más propensos a desarrollar complicaciones respiratorias si se contagian del nuevo coronavirus, matizan.

Es primordial respetar las precauciones y los consejos generales para evitar contagios (lavado de manos, etc), y continuar con el tratamiento anti-asma si se quiere tener un buen control de los síntomas, insisten.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X