Crédito fotografía: 
Captura
Los esposos fueron encarcelados el pasado lunes en las prisiones de Ancón II y del Callao de manera preventiva por doce meses mientras continúan las investigaciones del caso, tras haber sido arrestados el 25 de agosto en el aeropuerto internacional de Lima cuando intentaban volver a su país con los bebés.

Las autoridades de Perú ordenaron que este jueves se someta a un examen de ADN a una pareja de ciudadanos chilenos detenidos bajo la acusación de presunta trata de personas, tras intentar salir del país con dos bebés concebidos mediante un vientre de alquiler, informaron fuentes oficiales.

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (MinjusDH) señaló que la decisión fue tomada por la Fiscalía Corporativa Especializada en Delitos de Trata de Personas de la provincia limeña del Callao, ante un pedido formulado por la Defensa Pública del ministerio.

La prueba de ADN se hará para determinar si los chilenos Jorge Tovar Pérez y Rosario Madueño Atalaya "son los padres biológicos de los niños con iniciales M.T.M. y R.T.M".

"La Defensa Pública del MinjusDH solicitó este examen con el objetivo de proteger a los menores. Los resultados serán muy importantes, pues contribuirán a esclarecer los hechos", acotó la información oficial.

Los esposos chilenos fueron encarcelados el pasado lunes en las prisiones de Ancón II y del Callao de manera preventiva por doce meses mientras continúan las investigaciones del caso, tras haber sido arrestados el 25 de agosto en el aeropuerto internacional de Lima cuando intentaban volver a su país con los bebés.

Al respecto, el MinjusDH señaló que la detención se produjo porque "al existir información discordante, las autoridades consideraron que podría tratarse de un posible caso de trata de personas".

Agregó que la Defensa Pública del ministerio "está en permanente coordinación" con el Instituto Nacional de Bienestar Familiar (Inabif) "ya que los menores se encuentran protegidos en un albergue de dicha institución".

"En tanto, los ciudadanos chilenos ya cuentan con defensa particular", remarcó.

Tras revisar el caso, la Defensoría del Pueblo consideró que la pareja no incurrió en un delito de trata de personas como le imputa la Fiscalía porque "los niños serían fruto de un proceso de maternidad subrogada, situación que no se ajusta al ilícito penal que sanciona la venta de niños".

La adjunta para la Niñez y la Adolescencia, Matilde Cobeña, informó que la Defensoría ha tomado acciones para garantizar el bienestar de los niños, que se encuentran en un Centro de Acogida Residencial del Inabif.

De llegar a juicio y ser declarados culpables, la pareja podría afrontar una pena no menor de 25 años de cárcel por el delito de trata de personas, aunque en Perú la maternidad subrogada no cuenta con un marco normativo explícito que la regule, por lo que no está permitida ni prohibida.

Al respecto, el Poder Judicial emitió hoy un comunicado en su cuenta oficial en Twitter en el que indicó que la maternidad subrogada "no está prohibida por ley" en el país.

"En estos procesos se ha resuelto teniendo como norte la prevalencia del principio de interés superior del niño/a, en atención a su derecho fundamental a tener una familia y estar protegido por los integrantes de la misma", remarcó.

La nota oficial enfatizó que esto se debe aplicar "conforme a las obligaciones que el Estado debe asumir frente a esa realidad que el derecho no puede desconocer".

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X