• El encuentro, que reunió a representantes de trece países, incluido República Dominicana, terminó en Quito con la firma de una declaración de intenciones por Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.
Crédito fotografía: 
EFE
Tras dos días de encuentro, las naciones acordaron 18 puntos entre los que se comprometen a “acoger adecuadamente a los ciudadanos venezolanos en situación de movilidad humana, especialmente a aquellos en condición de vulnerabilidad, como niñas, niños y adolescentes, adultos mayores, personas con discapacidad y personas aquejadas por enfermedades graves, entre otros”.

A lo largo de dos días, 13 países, incluido Chile, han discutido en la capital ecuatoriana, Quito, una estrategia conjunta por la ola de migrantes venezolanos, llegando por distintas fronteras latinoamericanas y escapando de la crisis que afecta a su país, al punto en que los alimentos no están a su alcance.

“Será muy importante intentar propuestas para resolver la situación de cientos de miles de venezolanos que por diferentes razones no han tenido o no tienen acceso a un estatus migratorio laboral y regular en nuestros países”, dijo el canciller anfitrión, el ecuatoriano, Andrés Terán, ante sus homólogos participantes de la cita.

El éxodo planteaba entonces el desafío de trazar una estrategia común. Una política que sea capaz de reaccionar en bloque ante la llegada masiva de venezolanos, tal como ha ocurrido en países como Brasil, Perú, Argentina, Colombia entre otros.

Las otras naciones participantes del Acuerdo de Quito, son, además de los mencionados:Chile, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, República Dominicana y Uruguay.

El representante chileno, Raul Sanuhueza, reconoció en ese sentido que le habría gustado "ir un poco más allá" en la declaración y "en reconocer que esto no vino del cielo".

"Esta es una situación humanitaria grave generada en una crisis", manifestó Raúl Sanhueza, representante de la Cancillería Chilena.

Los principales puntos de la Declaración de Quito

La tarde de este martes, cerca de las 17:00 horas de Chile, fue difundida a través de la cancillería ecuatoriana, la Declaración de Quito sobre Movilidad Humana de ciudadanos venezolanos en la Región.

Tras dos días de encuentro, las naciones acordaron 18 puntos entre los que se comprometen a “acoger adecuadamente a los ciudadanos venezolanos en situación de movilidad humana, especialmente a aquellos en condición de vulnerabilidad, como niñas, niños y adolescentes, adultos mayores, personas con discapacidad y personas aquejadas por enfermedades graves, entre otros”.

Ese es el punto inicial de dicha declaración. Sin embargo, inmediatamente se habla de la individualidad que debe primar en las naciones participantes a la hora de ejecutar los proyectos de acogida de venezolanos “y cooperar según cada país lo estime adecuado y oportuno, con la provisión de asistencia humanitaria; acceso a mecanismos de permanencia regular, incluyendo la consideración de procesos de regularización migratoria”.

Parte de lo acordado tiene que ver además con la instauración de políticas de estado para evitar que los migrantes venezolanos queden a merced de situaciones que los vuelva víctimas o victimarios de su propia condición compleja en un territorio nuevo para ellos.

Los riesgos que han sido identificados a partir de la declaración de Quito, son trata de personas, tráfico ilícito de migrantes, violencia sexual y de género, discriminación y xenofobia. 5802

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día