Crédito fotografía: 
Referencial
La Fiebre Q, que es transmitida al humanos por contacto con los animales, es muy similar a la neumonía, con muchas fiebre, además de síntomas gastrointestinales y respiratoria.

Al menos 43 chilenos se han contagiado por la llamada Fiebre Q, que la portan ovejas, cabras y vacunos, una enfermedad de la que los pacientes se recuperan en su mayoría, pero algunos la podrían padecer de manera crónica, informaron fuentes oficiales.

El subsecretario de Salud, Jaime Burrow, explicó el viernes que de los 43 pacientes, veinte de ellos fueron hospitalizados, todos habitantes de la región de Los Lagos y Los Ríos.

La Fiebre Q, que es transmitida al humanos por contacto con los animales, es muy similar a la neumonía, con muchas fiebre, además de síntomas gastrointestinales y respiratoria.

Debido a que es la primera vez que en Chile existe un brote de esta magnitud, el Ministerio de Salud solicitó colaboración a expertos australianos de la Universidad de Queensland para indagar el mal que ha afectado en su mayoría, a trabajadores en la industria lechera.

La idea es investigar como llegó la bacteria a estas regiones y cuántos bovinos podrían tenerla, pues la enfermedad no se manifiesta en los animales.

Burrow aseguró a los periodistas que "se esta trabajando para controlar el brote" y detalló que los pacientes se tratan con antibióticos "aunque lamentablemente cerca de un 10 % tiende a la cronicidad y estamos evaluando los protocolos para hacerles seguimientos a largo plazo".

Por su parte, el jefe de la división de protección pecuaria del Servicio Agrícola y Ganadero, José Ignacio Gómez, señaló este viernes que la Fiebre Q es muy común en la mayoría de los países, no así en Chile.

Aclaró que la bacteria no sobrevive al proceso de pasteurización de la leche. "Es imposible que la leche que se compra y consume la población provoque la Fiebre Q", aseguró.

La fiebre Q, una zoonosis causada por la bacteria Coxiella burnetii, es un organismo que no produce sintomatología en los animales (eventualmente se podría producir aborto esporádico) pero es contenida en la leche así como en los fluidos corporales.

La enfermedad fue inicialmente descrita en 1937 en Australia como una fiebre de etiología desconocida, de ahí su nombre Q (query)

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital