Crédito fotografía: 
Efe
Según detalla la ley, todos los recintos educacionales que quieran continuar recibiendo recursos del Estado deben configurarse como entidades sin fines de lucro

Opiniones divididas ha generado la entrada en vigencia de la Ley de Inclusión Escolar, que pretende poner fin al lucro, copago y selección. Y es que según indica la normativa, los sostenedores de colegios subvencionados tienen hasta el 30 de junio de 2017 para informar a su comunidad escolar si cerrarán o pasarán al régimen de particular pagado.

Según detalla la ley, todos los recintos educacionales que quieran continuar recibiendo recursos del Estado deben configurarse como entidades sin fines de lucro, reforma que ha sido ampliamente cuestionada por considerar que no contiene aportes concretos para asegurar la inclusión.

En esta línea, El Día realizó un catastro en 55 colegios de la conurbación, donde la mayoría de ellos declararon que pasaran a tener personalidad jurídica sin fines de lucro. También, en dicha investigación (Estos son los colegios de la región que pasarán a ser particulares pagados), se constató que hasta el momento son ocho los colegios particulares subvencionados de La Serena y Coquimbo que pasarán a ser particulares.

A continuación te dejamos los plazos que estableció la Ley Miscelánea a Sostenedores de establecimientos particulares subvencionados:

30 de junio de 2017: Plazo para comunicar a la comunidad escolar la decisión de pasar a particular pagado o cerrar.

30 de junio de 2017: Plazo para acceder a la extensión de 4 años (10 en total) en la modalidad transitoria de arriendo.

31 de diciembre de 2017: Plazo final para el traspaso a persona jurídica sin fines de lucro. 

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día