• Tras su deceso el Quinto Juzgado de Garantía de Santiago declaró a fines de noviembre del año pasado su inocencia, puesto que la mujer no tuvo la intención de abandonar a la pequeña.
Crédito fotografía: 
Internet / Referencial
Joane Florvil fue detenida supuestamente por haber abandonado a su hija de solo un mes y falleció a causa de un fallo hepático fulminante, según el parte médico.

Un centenar de ciudadanos marchó hoy en Santiago en contra de la xenofobia, el racismo y la discriminación que sufren miles de migrantes, al cumplirse un año de la muerte de la haitiana Joane Florvil en extrañas circunstancias.

"Estamos cansados de la discriminación y de la xenofobia y el racismo con que los chilenos principalmente atacan a los extranjeros", señaló la presidenta del sindicato nacional de trabajadoras de casas particulares, Emilia Solís.

"Se cumple un año de la muerte de Joane Florvil y debido a eso estamos haciendo esta marcha para decir no a la xenofobia, no a la discriminación, porque hemos encontrado que realmente se ha producido (en Chile) mucha discriminación y racismo", añadió Solís.

600.000 migrantes de diversas nacionalidades han llegado a Chile en los últimos años, especialmente haitianos, colombianos y venezolanos.

Joane Florvil fue detenida por supuestamente haber abandonado a su hija de solo un mes en la Oficina de Protección de Derechos del municipio de Lo Prado y falleció a causa de un fallo hepático fulminante, según el parte médico.

Tras su deceso el Quinto Juzgado de Garantía de Santiago declaró a fines de noviembre del año pasado su inocencia, puesto que la mujer no tuvo la intención de abandonar a la pequeña, sino que fue víctima de barreras idiomáticas.

Ella acudió a la oficina del municipio a pedir ayuda para su esposo, que había sido víctima de un robo, pero no logró hacerse entender en español y cuando vio a un guardia de uniforme le pidió que cuidara a la bebé mientras buscaba ayuda en otra parte.

Cuando regresó, al rato, el guardia había llamado a la policía y fue detenida y acusada de haber abandonado a la bebé.

Antes de ser repatriado el cuerpo de Joane, que permaneció casi siete meses en el Servicio Médico Legal, fue despedido en una ceremonia ecuménica que tuvo lugar en la Iglesia Metodista de Chile a las que llegaron cientos de haitianos para despedirla.

En los últimos años, han llegado más de 600.000 migrantes de diversas nacionalidades a Chile, especialmente haitianos, colombianos y venezolanos.

El pasado 18 de septiembre durante la celebración del tedeum ecuménico celebrado en Santiago de Chile con motivo de las Fiestas Patrias, el padre Benito Rodríguez hizo un llamado en su homilía a acoger bien a los latinoamericanos que han llegado a Chile en busca de mejores oportunidades.

La llegada a Chile de inmigrantes haitianos ha registrado un fuerte aumento durante los últimos años, situación que llevó al Gobierno del presidente Sebastián Piñera a incluir medidas especiales para ellos dentro de la nueva política migratoria que anunció en abril pasado.

Piñera impuso la exigencia de una visa especial de turismo a los haitianos, que pueden permanecer en el país por 30 días, para evitar que entren sin restricciones como turistas y se queden indefinidamente en el país para buscar trabajo, como ocurría a menudo hasta entonces.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X