• Dura derrota oficialista y la alta abstención marcan la elección
    Dura derrota oficialista y la alta abstención marcan la elección
Había preocupación anoche en los círculos de la Alianza luego de los magros resultados entregados por las urnas. Ello aparte de los millones de chilenos que no concurrieron a votar

 Los nuevo cómputos oficiales de las elecciones municipales celebradas en Chile ayer domingo confirmaron que la abstención fue la gran vencedora de los comicios, con la oposición de centroizquierda ganándole varios municipios claves al oficialismo.

Al cierre de esta edición, el nuevo cómputo totalizaba 5.357.592 votos, de los que 5.128.607 fueron considerados válidos, y según los cálculos de los diversos políticos, no quedaban más de un millón sin escrutar, lo que supone que en total votaron unos seis millones de electores, sobre un total de 13.404.084 votantes.
Aunque Ubilla no lo mencionó, los comandos de los diversos partidos y coaliciones advirtieron que al extrapolar las cifras se confirma que hubo una gran abstención, pues el total de votos emitidos bordearía los seis millones, en un padrón de 13.404.084 electores.
En la elección de alcaldes, la oposición de centroizquierda acumulaba un 43,34 % de los votos, contra un 37,65 % de la coalición oficialista, que ha perdido varios municipios emblemáticos, entre ellos Santiago Centro, Concepción y también en la capital del país, Providencia, La Reina, Ñuñoa, Recoleta, Huechuraba e Independencia.
En ese escenario, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, dijo anoche en un discurso al país desde el palacio presidencial de La Moneda, que la alta abstención supone una “señal de alerta” para la democracia.
“En esta elección muchos chilenos ejercieron su derecho de no participar (...), esa es una señal de alerta que no debe pasar desapercibida ni nos debe dejar indiferentes”, advirtió el mandatario.
Piñera defendió el nuevo sistema al destacar que “el voto voluntario le dio la libertad a los ciudadanos de votar”.
“Sin duda hubiéramos querido una mayor participación”, admitió el mandatario. “Hemos escuchado con mucha atención el mensaje que significa la disminución de la participación de los ciudadanos en nuestros procesos democráticos”.
Piñera enfatizó que el Gobierno, los partidos y los candidatos deben hacer todos los esfuerzos necesarios “para llegar con más cercanía y de forma más directa” a los ciudadanos.
Tras subrayar que las elecciones de este domingo fueron “ejemplares, limpias y transparentes”, Piñera subrayó que “el voto voluntario significa respetar la libertad de los ciudadanos, pero la libertad -dijo- también significa deberes”.
Y con la vista puesta en los comicios presidenciales que se celebrarán dentro de un año, enfatizó que “las distintas fuerzas políticas tendrán que esforzarse, porque ésta no es la ultima elección en Chile”.

LA MÍTICA ÑUÑOA. En Ñuñoa, en una lucha voto a voto, la opositora Maya Fernández, nieta del fallecido presidente Salvador Allende, conseguía finalmente, según la página web del Gobierno, 32.400 preferencias (44,90%), frente a un 44,32%, 32.308 votos, del actual alcalde Pedro Sabat, de Renovación Nacional, que ha gobernado ese municipio desde 1996.

LA CAÍDA DE ZALAQUETT. Mientras la coalición de Gobierno admitía la derrota en emblemáticos municipios, en Santiago Centro, el hasta ahora alcalde Pablo Zalaquett, de la Unión Demócrata Independiente (UDI), se inclinaba ante Carolina Tohá, exvocera de la presidenta Michelle Bachelet, del Partido por la Democracia (PPD), quien consiguió 40.950 (50,63 %) votos contra un 43,89% (35.498 preferencias) de Zalaquett en el municipio políticamente más importante del país, donde se libró, según los analistas, “la madre de todas las batallas” de estos comicios.
“Te deseo toda la suerte del mundo”, dijo a Tohá el derrotado alcalde, que buscaba su segundo periodo en el municipio santiaguino y llamó de inmediato a su rival para felicitarla.
En Providencia, la socióloga Josefa Errázuriz, una dirigenta vecinal que se apoyó en los movimientos sociales más que en los partidos durante su campaña, logró algo que parecía imposible y destronó a Cristián Labbé, que buscaba su quinto período al frente del municipio.
Errázuriz alcanzó un 56,06% (36.477 sufragios) de los votos, contra 28.585 (43,93%) de Labbé, quien exclamó ante los periodistas: “¡Triunfó el odio!”, al reconocer su derrota.
“Han ganado la democracia y la ciudadanía”, comentó a su vez Josefa Errázuriz, que añadió que desde mañana trabajará por “una comuna más alegre y más inclusiva”.
Y mientras en la Moneda el vocero de Gobierno, Andrés Chadwick, manifestaba que tendrán la “humildad” de escuchar “la decisión del pueblo” tras las derrotas “emblemáticas”, el presidente de la UDI, Patricio Melero, señaló que le “dolía” particularmente “la derrota de Cristián Labbé y Pablo Zalaquett, dos servidores públicos ejemplares hacia quienes la UDI solamente tiene gratitud por su compromiso”, señaló.
El diputado agregó que “si no fueron hoy reelectos no nos preocupa en lo permanente, en política se gana y se pierde, y la UDI sabe de triunfos y derrotas”.
Melero llamó a trabajar con “más ahínco, con más fuerza, a entender la señal que la ciudadanía nos ha dado de esta abstención tan grande”, destacando el triunfo del oficialismo en Viña del Mar, Valparaíso, La Florida, Las Condes y San Bernardo. 

Salvador allende podía votar
••• El fallecido presidente chileno Salvador Allende estaba habilitado para votar en las elecciones municipales. Los vocales de la mesa 2-M de la escuela D-20 del municipio santiaguino de Estación Central fueron quienes se percataron de que en el registro de votantes aparecía el nombre de Salvador Allende Gossens, muerto en La Moneda durante el golpe militar que Augusto Pinochet encabezó el 11 de septiembre de 1973. Según los responsables del recinto electoral, el error proviene del Servicio de Registro Civil, organismo que proveyó al Servicio Electoral (Servel) de la información necesaria para confeccionar el nuevo padrón, tras la reforma que estableció la inscripción automática y el voto voluntario.

 

“No ha sido una buena elección”
••• El ministro de Defensa, Andrés Allamand, declaró anoche en La Moneda que “no hay dudas de que esta no ha sido una buena elección para la centro derecha”. “Hoy ha quedado claro que la ciudadanía no quiere campañas sin contenidos, sólo palomas donde no se puedan diferenciar los proyectos”, señaló al tiempo que declinó pronunciarse sobre posible errores cometidos en las campañas, argumentando que no le corresponde hacer ese análisis en su rol de ministro. Señaló luego que si las cosas se hacen bien, no le cabe duda que, en un año en las elecciones presidenciales, es posible revertir esa distancia que ha establecido la oposición en estas municipales.

 

Golborne, afectado por resultados                                                                                                                  

••• Luego de arribar al Palacio de La Moneda, el ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, se mostró visiblemente afectado por los resultados obtenidos por los candidatos de la Alianza y en particular por el del edil de Santiago, Pablo Zalaquett, a quien acompañó durante la tarde a la espera de los resultados que dieron por ganadora a Carolina Tohá (PPD).Respecto al protagonismo que asumió al apoyar a varios de los candidatos que en estos momentos aparecen derrotados tras los primeros recuentos, Golborne señalo que “no me arrepiento para nada de haber apoyado a los candidatos de la Coalición por el Cambio, me siento netamente coalicionista y quiero agradecerle a cada uno de ellos, hayan ganado o hayan perdido”. 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X