Crédito fotografía: 
Referencial
Los hechos se remontan a junio de 2013, cuando la Policía de Investigaciones (PDI) y funcionarios de la Dirección del Trabajo llegaron hasta el restaurante, donde encontraron a una decena de personas del país asiático que vivían en el mismo local comercial en condiciones precarias.

Un empresario gastronómico indio ha sido condenado en Santiago a tres años de libertad vigilada por trata de personas, informó el Instituto Nacional de derechos Humanos (INDH) de Chile.

La justicia condenó a la pena remitida de tres años y un día de reclusión menor en su grado máximo con beneficio de libertad vigilada al empresario propietario del restaurante "Jewell of India", Rakesh Bramhanand Arora, por el delito de trata de personas.

El tribunal, que no halló pruebas contra el gerente del restaurante, el chileno René Montes, también absolvió al empresario indio de las acusaciones de tráfico ilegal de inmigrantes que pesaban sobre él, en hechos denunciados en junio de 2013.

Asimismo, la justicia condenó a Rakesh Bramhanand al pago de una multa equivalente a 1.250 dólares, más las penas accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para ejercer derechos políticos, y la de inhabilitación absoluta para ocupar cargos y oficios públicos.

Los hechos se remontan a junio de 2013, cuando la Policía de Investigaciones (PDI) y funcionarios de la Dirección del Trabajo llegaron hasta el restaurante, donde encontraron a una decena de personas del país asiático que vivían en el mismo local comercial en condiciones precarias.

Los trabajadores carecían de contratos, percibían salarios por debajo de los que se les prometieron cuando viajaron a Chile y sus pasaportes estaban retenidos por los dueños del restaurante.

La Fiscalía Metropolitana Occidente ordenó el allanamiento del local, en tanto que la Policía de Investigaciones (PDI) constató hechos que hacían sospechar la comisión de delitos de trata de personas con fines de explotación laboral.

La investigación duró cinco años y terminó con la absolución del chileno René Montes, quien inicialmente fue inculpado de complicidad con el empresario indio para el delito de trata de personas.

Las diez personas que trabajaban en el local habían viajado a Chile desde la India con la promesa de salarios justos y buenas condiciones laborales.

El 14 de junio de 2013, el INDH presentó ante el Juzgado de Garantía de Santiago una querella en contra de quienes resultaran responsables de los citados. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X