Crédito fotografía: 
Foto: Efe
Unas son originales, otras, han pasado de generación en generación y de boca en boca; son las historias que cada año escogen las escuelas de samba para montar sus desfiles, y que se conocen en el lenguaje popular del carnaval como "enredos".

Texto María Angélica Troncoso/Agencia Efe

Unas son originales, otras, han pasado de generación en generación y de boca en boca; son las historias que cada año escogen las escuelas de samba para montar sus desfiles, y que se conocen en el lenguaje popular del carnaval como "enredos".

Narraciones fantásticas o reales, antiguas o futuristas, todas dan vida a los enredos con ritmo y poesía; y algunas, de forma irónica o satírica, o a través de metáforas o frases directas, son críticas que podrán verse en el carnaval de Río de Janeiro que este año va del 10 al 14 de febrero.

Denuncian la indiferencia, la intolerancia, la injusticia social, el racismo o la xenofobia. También a gobiernos y dictaduras.

Están las que se ciñen a relatos históricos y las que se dejan llevar por las quimeras, pero en común tienen la diversión que las viste de música y melodía, y las adorna con sonrisas, baile y color.

Y si hubo una escuela que dio énfasis al tema de la diversión fue Mangueira, que con su lema "Com dinheiro o sem dinheiro, eu brinco" (con dinero o sin dinero, me divierto), invita a la fiesta sin importar cuánto tenga el bolsillo.

A través de la satírica letra de su enredo, la escuela critica las acciones del alcalde de Río de Janeiro, el evangélico Marcelo Crivella, y le dice en la cara que poco le importa si le niega el dinero para sambar; con o sin él la diversión se va a dar.

"Se faltar fantasia alegria há de sobrar/ Bate na lata pro povo sambar" (Si falta el disfraz, alegría ha de sobrar/ golpea en la lata para el pueblo sambar).

Y es que el conservador Crivella ordenó para el 2018, recortar en 50 % el presupuesto de 26 millones de reales (unos 8 millones de dólares) que estaba destinado para los desfiles de las 13 escuelas del grupo especial.

Como para equilibrar el asunto, también hay escuelas cuyos enredos buscan motivar el autoconocimiento, la tranquilidad y la paz interior.

"Namasté... a essencia que habita em mim saúda a que existe em você" es la invitación que con su enredo extiende la Mocidade Independente de Padre Miguel, una de las dos escuelas que ganaron el primer premio del carnaval de Río de Janeiro el año pasado.

"La trama muestra la fraternidad que existe entre Brasil e India. Las dos naciones tienen personalidades que predicaron esos sentimientos, incluso habiendo experimentado situaciones muy complicadas", dijo a Efe Alexandre Lozada, carnavalesco de esa escuela.

Otras escuelas, como ocurre con la Beija-Flor de Nilópolis decidieron recurrir a la metáfora en su enredo para dar significado a la crítica.

El protagonista será "Frankenstein", un homenaje a los 200 años de la novela de Mary Shelley, que como símbolo de lo extraño, lo diferente y lo repudiado cantará a viva voz "Monstro é aquele que nao sabe amar".

Es una crítica socio-política y religiosa a la coyuntura actual de Brasil; una condena a la segregación, a la inequidad y a la resistencia de los más desvalidos.

Frases del enredo de Beija Flor lo dicen sin tapujo alguno: "Estenda a mão meu senhor/ Pois não entendo tua fé"... "Troca um pedaço de pão/ Por um pedaço de céu" (extiende la mano mi señor/ pues no entiendo tu fe/ cambia un pedazo de pan/ por un pedazo de cielo), refiriéndose a los diezmos que algunos pastores obligan a pagar a sus feligreses.

La mujer de raza negra como origen, ejemplo y coraje, también será protagonista del carnaval.

Un viaje a los orígenes africanos y al misticismo que envuelve lo femenino desde sus raíces fue la inspiración para el enredo de una de las escuelas de samba más tradicionales: Salgueiro.

"Es un tema que tiene mucha proximidad con la Salgueiro, una escuela que resalta la cultura negra", señaló a Efe su carnavalesco, Alex de Souza quien escribió el guión y tiene el reto de resumir toda esa historia en 6 carros alegóricos, un carro menor y 34 alas.

Es un homenaje a "la mujer negra especialmente en el Brasil, a las reinas, a las diosas, a las mujeres que batallaron contra el colonialismo europeo, a esas madres negras esclavas que cuidaron a los hijos de sus dueños", precisó.

Música, vida y color es, al final, el lenguaje común de todos los enredos; un derroche de esfuerzo y creatividad que hará gala de su esplendor en este carnaval.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X