• Serán 180 días de prisión preventiva que deberá pasar Muñoz Toledo tras su formalización efectuada la mañana de este viernes.
Crédito fotografía: 
Cedida
Cabe señalar que Muñoz era el encargado de recibir las denuncias en el Arzobispado de Santiago sobre casos de abuso sexual en la iglesia y además era asesor directo del cardenal Ricardo Ezzati, titular del arzobispado.

El excanciller del Arzobispado de Santiago, Óscar Muñoz Toledo, fue formalizado la mañana de este viernes por los delitos de abusos contra menores y estupro, en el Tribunal de Garantía de Rancagua, región de O’Higgins. Tras ello, fue enviado a prisión preventiva.

El fiscal regional Emiliano Arias fue quien expuso los argumentos y detalló los antecedentes del caso. Leyó cinco testimonios, entre ellos, algunos de familiares. Luego pidió la medida cautelar de mayor intensidad, la que fue acogida por el tribunal sin oposición de la defensa.

Por ello, el imputado será enviado al módulo 1 de la cárcel de Rancagua, mientras que el plazo de la investigación se fijó en 180 días.

En el exterior del recinto hubo manifestantes, quienes pidieron el máximo rigor de la ley para el religioso.

Tras la audiencia, el fiscal Arias explicó que hay factores en común en relación a las víctimas: menores de edad, inexperiencia sexual, atacadas y confianza que generó el imputado.

FRASE:“También observamos una clara manipulación sicológica. Abusos se conciencia en relación a las víctimas”, señaló el fiscal, Emiliano Arias.

Con respecto a una pena probable, detalló que es un mínimo de 5 años y un día, además, si se considera el estupro, podría llegar a los 15 años.

En la misma línea, Arias detalló que, por su rol en la Iglesia, Muñoz Toledo conocía cómo funcionaba el sistema de investigaciones por delitos en contra de menores. “Él conoce qué hacer, cómo manejarse y asegurar su impunidad”, manifestó.

Defensa del religioso

Gabriel Henríquez, defensor del imputado, aseguró que su representado está tranquilo, ya que sabían que en algún momento debían enfrentar esta situación. “Vamos a colaborar en todo lo que sea necesario”, manifestó, añadiendo que está conmocionado.

Con respecto a los relatos expuestos, el jurista indicó que es evidente que recién están tomando conocimiento de algunas acusaciones, por lo que en su debido momento podrán apartar. “Dos de los hechos encuadran en la autodenuncia. Los otros tres son nuevos”, dijo.

Valora investigación

José Andrés Murillo, director Ejecutivo de la Fundación para la Confianza y una de las víctimas de Fernando Karadima, valoró que Fiscalía esté liderando la investigación. “No es problema canónico o pastoral, es de interés público”, advirtió.

Asimismo, indicó que no sólo la Iglesia debe hacerse responsable de los hechos, sino que también responder por el daño cometido. “No sólo es un problema penal, sino ético. Los que no han estado a la altura tienen que renunciar, tienen que aceptarle la renuncia”, dijo.

Con respecto a la investigación, estimó que “es importante saber qué información tenía el arzobispo, los cardenales, porque trabajó junto con ellos”. 5802

PRESUNTOS ABUSOS

 

Las acusaciones apuntan a que tres de estos menores serían familiares, y que los delitos habrían sido cometidos en residencias donde Muñoz Toledo ejercía como párroco.

La primera víctima habría sido abusada sexualmente entre 2002 y 2004, cuando sólo tenía 12 años. La segunda habría sido víctima de los abusos en 2006 y en el verano de 2007, cuando tenía 13.

Más tarde, en 2009, una tercera víctima habría sido abusada pese a oponer resistencia, cuando tenía apenas 11 años.

Otra acusación que se suma a éstas vendría por parte de un acólito a quien Muñoz Toledo habría intentado besar a la fuerza, mostrarle los genitales y obligarle a tocarlo. Sin embargo, dice haber logrado escapar y encerrarse en otro cuarto.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 
 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X