• Israel está de luto por la muerte de Ariel Sharón
    Israel está de luto por la muerte de Ariel Sharón
El exprimer ministro se encontraba en coma desde 2006, tras un masivo derrame cerebral y hace doce día se había agravado de manera irreversible a raíz de una insuficiencia renal que afectó otros órganos

Desde ayer Israel viste de luto por la muerte de su ex primer ministro Ariel Sharón, uno de los militares israelíes más laureados y uno de los políticos más controvertidos y a la vez populares, de la corta historia de ese país.

Sharón falleció a primera hora de la tarde, a los 85 años de edad, tras permanecer en coma desde 2006 en el hospital Shiva de Tel Hashomer, localidad al este de Tel Aviv.

“Ya está, se marchó. Se marchó cuando él lo decidió”, fue la escueta notificación que hizo Guilad Sharón, el menor de sus dos hijos, al referirse a la larga agonía de su padre.

El director de la sección de rehabilitación de ese centro médico, Shlomo Noi, explicó que desde su ingreso seis meses después de sufrir un masivo derrame cerebral que le apartó de la jefatura del Gobierno, el diagnóstico del equipo médico era el de que estaba sumido un estado de “conocimiento mínimo”.

“El primer ministro superó todos estos años numerosas complicaciones, y luchó por su vida hasta el último momento”, afirmó el facultativo, quien agregó que la razón de su muerte es que “sencillamente hoy su corazón dejó de funcionar”.

En los últimos tres meses, el estado del ex primer ministro se había deteriorado progresivamente y hace doce días se agravó de forma irreversible a raíz de una insuficiencia renal que afectó a otros órganos vitales.

Las informaciones sobre su muerte inundaron inmediatamente las redes sociales y medios israelíes, que desde primera hora transmitieron una programación especial sobre la vida y el legado de Sharón.

“El Estado de Israel está de luto”, resumió el nonagenario presidente israelí, Simón Peres, en una comparecencia al concluir la jornada del shabat en la que subrayó que Sharón era “un líder grande y valiente, de gran altura, que amaba a su pueblo y al que su pueblo amaba”.

Peres destacó la contribución del exmandatario a la seguridad de Israel, y recordó cómo “convirtió la Guerra del Yom Kipur (de 1973) de una derrota posible en una victoria inapelable”.

Un argumento en el que coincidió con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, líder del partido Likud, que Sharón abandonó en 2005 para crear la formación de centroderecha Kadima. 

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X