Crédito fotografía: 
Efe
El virus parece haber alcanzado su mayor etapa de transmisión en China, donde el número de casos y fallecimientos va en progresivo descenso.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, reconoció que algunos países afectados por la epidemia de COVID-19 no están compartiendo información con este organismo, por lo que urgió a que lo hagan "inmediatamente".

"Uno de los mayores desafíos que afrontamos es el hecho de que demasiados países afectados todavía no están compartiendo sus datos con la OMS", señaló el doctor etíope en su encuentro semanal con misiones diplomáticas en Ginebra para informar de la actual situación en torno al coronavirus.

Tedros, quien no apuntó concretamente a ningún país, subrayó que la OMS está en comunicación con distintos ministerios de sanidad para resolver esta situación y "urge a todos los países a que compartan su información inmediatamente" con el organismo.

"No podemos proveer con recomendaciones sanitarias adecuadas sin datos detallados" o listas con datos completos de los pacientes afectados, añadió Tedros en su intervención.

El máximo responsable de la OMS añadió que el aumento de casos fuera de China, con incrementos repentinos "profundamente preocupantes" en Italia, Irán y Corea del Sur, ha motivado que medios de comunicación y políticos estén presionando para declarar el COVID-19 una pandemia, "algo que no deberíamos tener tantas ganas de hacer".

"Usar el término pandemia no tiene resultados tangibles, y en cambio con ello se corre el riesgo de aumentar el miedo y la estigmatización, o de crear parálisis en el sistema", aseguró, afirmando que la actual epidemia es "una lucha en la que podemos ganar si hacemos lo correcto".

Aunque la OMS ya aclaró que no habrá una declaración oficial de pandemia, puesto que desde el 30 de enero ya entró en vigor una emergencia internacional por el coronavirus, Tedros aseguró que en todo caso "no dudaríamos en usar esa palabra si (en el futuro) fuera una descripción adecuada de la situación".

Tedros afirmó en este sentido que "todos los países, con casos o sin ellos, deben prepararse para una potencial pandemia", acondicionando sus redes sanitarias para detectar rápidamente casos, aislar a pacientes, y tomar medidas para evitar brotes en centros sanitarios y entre la población en general.

El virus parece haber alcanzado su mayor etapa de transmisión en China, donde el número de casos y fallecimientos va en progresivo descenso, pero ello no debe ser motivo de relajación, sino que ha de mantenerse la "vigilancia continua", subrayó el director general.

Tedros recordó en este sentido que ayer martes el número de nuevos contagios diarios fuera de China superó por primera vez los diagnosticados en ese país. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital