Crédito fotografía: 
Efe
El papa ofició la primera misa del año en la basílica de San Pedro del Vaticano y ofreció una homilía en la que condenó con firmeza la violencia, la humillación y las ofensas que sufren con frecuencia las mujeres.

El papa Francisco pidió perdón públicamente por reprender el martes a una mujer que le agarró bruscamente de la mano y le empujó hacia ella, cuando éste saludaba a los fieles en la plaza de San Pedro.

"Muchas veces perdemos la paciencia, también yo. Pido perdón por el mal ejemplo de ayer", señaló Francisco desde la ventana del palacio apostólico y momentos antes del rezo del Ángelus.

El papa ofició la primera misa del año en la basílica de San Pedro del Vaticano y ofreció una homilía en la que condenó con firmeza la violencia, la humillación y las ofensas que sufren con frecuencia las mujeres.

Después acudió al palacio apostólico vaticano para rezar el Ángelus junto a los congregados en la Plaza de San Pedro y aprovechó la ocasión para disculparse por su reacción con una mujer que le agarró el martes fuertemente la mano con la intención de saludarlo e incluso le zarandeó levemente.

Esta mujer se encontraba detrás de las barreras de seguridad de la plaza, con otros fieles, y cuando el papa se acercó le atrajo repentinamente hacia ella.

Jorge Bergoglio, molesto, trató de retirarse y después golpeó la mano de la mujer en señal de reprimenda, mientras sus agentes de seguridad se acercaron en su ayuda, aunque no tuvieron que intervenir.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X