Crédito fotografía: 
Archivo Efe
Mientras es investigada, la pareja intenta demostrar la veracidad de los documentos presentados, entre los que se incluyen historias clínicas, partidas de nacimiento, los documentos de identidad de los menores y las circunstancias de la reproducción asistida.

Una jueza peruana ordenó 12 meses de prisión preventiva contra una pareja de esposos chilenos que fueron detenidos en Lima y son investigados por la presunta comisión del delito de trata de personas, informaron este lunes medios locales.

La medida fue dictada contra los chilenos Rosario Madueño y Jorge Tovar, de 46 y 48 años, respectivamente, quienes fueron detenidos la semana pasada por la Policía Nacional cuando intentaban salir del país con dos bebés concebidos mediante vientre de alquiler.

El abogado de la pareja, Luis Felipe Cortes, declaró al canal N de televisión que sus defendidos en ningún momento cometieron el delito que se les imputa.

"La Fiscalía hizo un pedido en ese sentido, partiendo del supuesto caso de que estamos hablando de trata de personas, es decir, comprar un bebé para llevarlo con fines de explotación a Chile", sostuvo.

El letrado agregó que las autoridades judiciales de la provincia limeña del Callao, donde se sigue el caso, "no entendieron" sus explicaciones, a pesar de que les dijo "hasta el cansancio" que son dos padres que desde 2010 "están buscando tener hijos".

"La señora ha tenido aproximadamente doce pérdidas antes de llegar a un método de útero subrogado, no es un tema de trata ni compra de niños, ya que son hijos biológicos de su esposo", acotó antes de anunciar que ya ha apelado la decisión judicial.

Pedro Madueño, hermano de la chilena detenida, declaró, a su turno, que "una decisión así es devastadora, es decepcionante" y dijo que "es muy difícil imaginarse, después de todos los argumentos, que pueda seguir pensando la Fiscalía que se trata de traficantes de niños".

"Después de muchos viajes, de un proceso largo, bien argumentado, bien estructurado, ellos simplemente confiaron y emprendieron este proyecto" en una prestigiosa clínica de Lima, acotó.

Mientras es investigada, la pareja intenta demostrar la veracidad de los documentos presentados, entre los que se incluyen historias clínicas, partidas de nacimiento, los documentos de identidad de los menores y las circunstancias de la reproducción asistida.

De no lograr probar su inocencia, podrían afrontar una pena no menor de 25 años de cárcel por el delito de trata de personas, aunque en Perú la maternidad subrogada no cuenta con un marco normativo explícito que la regule, por lo que no está permitida ni prohibida.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X