Crédito fotografía: 
Efe
El incidente ha dejado daños importantes en gran parte de la ciudad, decenas de miles de personas sin vivienda y daños que las autoridades locales calculan en entre 3.000 y 5.000 millones de dólares.

El primer ministro del Líbano, Hasan Diab, afirmó hoy que el país está ante una "crisis nacional" y llamó a todos los grupos a atender la emergencia, al tiempo de afirmar que la investigación de la explosión que el martes causó decenas de muertos y miles de heridos es una "prioridad".

"El país está en una crisis nacional. Espero que todo el mundo pare las discusiones y se ponga a ayudar con el desastre que ha golpeado al país", indicó Diab durante una reunión de gabinete según indició la Presidencia libanesa.

El primer ministro señaló que la investigación de la explosión que causó el martes más de 100 muertos y 4.000 heridos es una "prioridad y sus resultados deben ser rápidos".

Además llamó a intensificar los esfuerzos para responder a las necesidades de recuperación, búsqueda de desaparecidos, tratamiento de heridos y alojamiento temporal.

Por su parte el presidente libanés, Michel Aoun, afirmó que el impacto de la tragedia no impedirá que se investiguen y conozcan los hechos, y se castiguen a los responsables.

La explosión ha dejado daños importantes en gran parte de la ciudad, decenas de miles de personas sin vivienda y daños que las autoridades locales calculan en entre 3.000 y 5.000 millones de dólares.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X