Crédito fotografía: 
Efe
Autoridades han notificado que el primer ministro ruso contrajo coronavirus, por lo que debe dejar sus deberes. Asimismo, Rusía superó hoy los 100.000 casos y más de1.000 muertos por COVID-19, colocando por delante de países como China o Irán.

 El primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin, informó hoy por videoconferencia al presidente, Vladímir Putin, de que ha contraído el coronavirus, por lo que tendrá que dejar de ejercer temporalmente sus funciones.

"Acabo de saber que los análisis de coronavirus a los que me sometí han dado positivo", dijo Mishustin durante la conversación con Putin.

Mishustin, de 54 años, será ingresado en una clínica, donde estará bajo observación médica, según informó su oficina de prensa.

En el poder desde enero pasado, Mishustin cedió el cargo al viceprimer ministro, Andréi Beloúsov, decisión que fue aceptada de inmediato por el jefe del Kremlin, que firmó el correspondiente decreto.

"Estimado Mijaíl Vladímirovich (patronímico de Mishustin), lo que ocurre ahora con usted le puede ocurrir a cualquiera. Siempre lo digo", afirmó Putin.

Según la oficina de prensa del gobierno ruso, todas las personas que han contactado con el primer ministro serán sometidas a cuarentena por precaución.

Rusia, que prolongó hasta mediados de mayo el confinamiento de su población, superó hoy los 100.000 casos y los 1.000 muertos por COVID-19, lo que la coloca por delante de países como China o Irán.

Dadas las circunstancias, quiero una vez más dirigirme a todos los ciudadanos de nuestro país con la petición de que se tomen muy en serio el coronavirus y su propagación", señaló Mishustin, que sustituyó a principios de año a Dmitri Medvédev.

Recordó que mañana arrancan las fiestas de mayo, de las más importantes del año en Rusia, pero pidió a "todos" que se queden en sus casas.

"Juntos lograremos vencer esta infección y regresar a la vida normal. El Gobierno toma y tomará todos los pasos necesarios para ello. De la disciplina y voluntad de cada uno de nosotros depende la fecha en la que el país puede volver a una vida plena", subrayó.

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, consideró que la enfermedad del primer ministro es un aviso para todos los rusos.

"A nadie se lo deseo, pero una persona, que yo sé que se sometió a análisis, continuamente intenta evitar contactos gratuitos y eludir la enfermedad, de todas formas, como ustedes ven (se ha infectado) y esta es la realidad que tenemos", resaltó.

En abril pasado el Kremlin informó de que el presidente ruso se había pasado al teletrabajo, después de que el médico con el que se reunió una semana antes en un hospital diera positivo por coronavirus.

Putin había encargado hace dos días a Mishustin que presentara el 5 de mayo recomendaciones para iniciar el proceso de desconfinamiento gradual y por regiones en caso de que la situación epidemiológica lo permita.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital