Crédito fotografía: 
Internet
Los alcances de la investigación revelan que el joven ingirió un café latte, una gaseosa de fantasía y una bebida energética en un periodo de dos horas.

El mes pasado un joven estadounidense de Carolina del Sur falleció a sus cortos 16 años cuando se encontraba en la mitad de una clase.

Producto de la abrupta muerte, el cuerpo fue sometido a una autopsia de rigor para definir cuál fue la causa del deceso.

Tal como detalla Emol, este lunes el forense del condado de Richland, Gary Watts informó que el muchacho murió de un ataque cardíaco gatillado por un consumo elevado de cafeína.

Los alcances de la investigación revelan que el joven ingirió un café latte, una gaseosa de fantasía y una bebida energética en un periodo de dos horas, lo que se definió como una combinación fatal. 

“Como todos los padres, nosotros nos preocupamos de nuestros hijos a medida que crecen. Nos preocupamos de su seguridad, de su salud, especialmente cuando empiezan a manejar. Pero no fue un accidente de automóvil el que le quitó la vida. En cambio, fue una bebida energética”, comentó Sean Cripe, padre del menor.

En tanto Watts advirtió que “esto no fue una sobredosis. Perdimos a Davis debido a una sustancia totalmente legal”, destacando la importancia de cuidar a los niños e informar del peligro de estas sustancias.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X