• Militares norteamericanos colocan alambradas de acero este viernes, a lo largo del Puente Santa Fe y el lecho del río Bravo, en Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua.
Crédito fotografía: 
EFE
El mandatario estedounidense provocó un revuelo en sectores políticos y empresariales el viernes pasado al advertir a México que cerraría la frontera común “la próxima semana” y “durante mucho tiempo” si no detenía las caravanas de migrantes que se dirigen hacia el norte.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo este viernes que su país "no puede aceptar" a más solicitantes de asilo porque "está lleno", e insinuó que México debería deportar a los indocumentados que lleguen a la frontera común para pedir refugio en territorio estadounidense.

Durante una visita a El Centro (California), en la frontera con México, Trump condenó el "aumento colosal" en la llegada de indocumentados a la zona limítrofe, y dijo que "no se puede permitir" porque está "sobrepasando el sistema migratorio" estadounidense.

"El sistema está lleno, no podemos aceptarlos ya, ya sea por asilo o lo que sea que quieren (los indocumentados). No podemos aceptarles, así que lo siento, pero den la vuelta", afirmó Trump, dirigiéndose a los inmigrantes que llegan a la frontera sur.

En un acto con agentes de la Patrulla Fronteriza, el mandatario aseguró a esas autoridades que "no tienen que aceptar" la entrada de los indocumentados que piden asilo en el país.

"El sistema está lleno, no podemos aceptarlos ya, ya sea por asilo o lo que sea que quieren", indicó Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

"Cuando está lleno, está lleno. No pueden aceptarlos. Que vuelvan a México, y México les devolverá a su país", subrayó.

Trump parecía hacer alusión a un programa que su Gobierno comenzó a implementar este año, titulado "Protocolo de Protección de Migrantes", por el que las autoridades fronterizas han exigido a algunos inmigrantes centroamericanos que esperen en México a que se tramite su petición de asilo en EE.UU.

Pero la interpretación de Trump parece incluir la noción de que México podría deportar a sus países de origen a los migrantes que esperan en su territorio a que se resuelva su caso en los tribunales migratorios de EE.UU.

Esa idea contradiría las leyes internacionales sobre asilo, que prohíben devolver a un inmigrante al país del que ha huido y en el que podría afrontar un riesgo de persecución.

Las declaraciones de Trump en la frontera con México, a donde acudió para inspeccionar un tramo de vallado recién completado, llegan pocas horas después de que llamara al Congreso a eliminar por completo el sistema de asilo en Estados Unidos.

3.100 kilómetros de extensión tiene la frontera entre México y Estados Unidos.

"El Congreso tiene que actuar (...). Tienen que deshacerse de todo el sistema de asilo, porque no funciona. Y francamente, también deberíamos deshacernos de los jueces. No podemos tener un caso judicial cada vez que alguien pone un pie en nuestro territorio", dijo Trump en declaraciones a periodistas en la Casa Blanca.

Bajo la ley estadounidense, los inmigrantes indocumentados que entran al país y reclaman asilo tienen derecho a una audiencia en un tribunal de inmigración, siempre que superen una primera entrevista en la que un funcionario estadounidense evalúa si tienen un "miedo creíble" de persecución en su país de origen.

Ignoran visita de Trump

Los residentes de la ciudad de Mexicali, capital del noroccidental estado mexicano de Baja California, se encuentran tranquilos y sin preocupación ante la visita del otro lado de la frontera del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

El jefe de la Casa Blanca se encuentra este viernes en las localidades fronterizas de El Centro y Calexico (California, EE.UU.) revisando la renovación de una parte de la valla fronteriza y recibiendo un informe migratorio.

Pero la cercanía con el presidente estadounidense, a unos 10 kilómetros, no está generando grandes movimientos del lado mexicano.

Por el contrario, las protestas no se hicieron esperar en territorio americano al exterior de las oficinas fronterizas de Estados Unidos, según reportan medios locales.

Una situación totalmente contraria se vive en territorio mexicano, donde no ha habido ningún tipo de protesta. 5801

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X