Soy un ex- alumno del liceo industrial de Coquimbo, que actualmente es profesor de Química y Ciencias Naturales con tres años de experiencia en colegios particulares subvencionados.

Por motivos laborales después de más de 10 años regrese a mi liceo, esta vez como profesor. Mis profesores que me habían hecho clases años atrás me recibieron muy bien, un excelente grupo de personas y profesionales, me hicieron sentir como en casa. Sin embargo decidí no continuar; en una semana los alumnos me faltaron el respeto más que en mis tres años de docencia, desde una actitud agresiva, garabatos e insultos, me impactó demasiado el comportamiento de los alumnos y su falta de respeto hacia los profesores y normas del liceo, aros, piercings, gorros y zapatillas son parte del uniforme actual, pude ver también como alumnos fumaban a pocos metros del liceo, como algunos se fugaban por las paredes del recinto y la plaza que se encuentra a un costado es un centro de reunión para malos hábitos.

El liceo industrial de Coquimbo puede ser unos de los mejores liceos de la región, pero por alguna razón que desconozco, esto no ha sucedido. Un solo profesor no puede realizar un cambio en un establecimiento que tiene que lidiar con estos alumnos, por esta razón lo pensare dos veces antes de educar en un establecimiento municipal, he vivido ambas caras de la moneda, y me quedo con los colegios particulares, por la disposición de los alumnos hacia su educación y respeto hacia los profesores. Ahora me queda muy claro la brecha que existe en los resultados SIMCE y PSU entre particulares, particulares suvbencionados y educación pública.

Más en esta historia

- {{historia.created}}

Cargando ...

Autor

Máster Gratuito en Marketing Digital