Señor Director:

Los interesados en descentralización y desarrollo territorial estamos asombrados de las casi nulas propuestas al respecto en la Cuenta Pública del Presidente Piñera. Esta es una muy mala noticia para el país.

“No hay mejor política de desarrollo que el crecimiento económico, ni mejor política laboral que el pleno empleo”, ha dicho. Se ha comprometido además a “darle a nuestro país el impulso decisivo que nos permita superar lo que se denomina la ‘Trampa de los Países de Ingreso Medio’ y llegar a la ‘Tierra Prometida’ de un país desarrollado”.  

En Rimisp tenemos evidencia empírica que demuestra que los países cuyas economías se encuentran más concentradas, como Chile, un aumento de la aglomeración lleva a una reducción del crecimiento económico agregado; y que para “superar la trampa de los países de ingreso medio” no basta con recuperar el ritmo de crecimiento, con pocas actividades económicas, concentradas en pocos lugares y pocas manos.

Un país como Chile, con buenos resultados agregados, oculta enormes desigualdades territoriales de pobreza, acceso a salud, educación, saneamiento, transporte, infraestructura, que aseguren una calidad de vida adecuada,  independiente de su lugar de residencia. Lo malo es que varias de las medidas anunciadas contribuyen a aumentar esas desigualdades en lugar de corregirlas.

La descentralización no es la única medida para corregir desigualdades regionales y potenciar capacidades territoriales, pero ¡vaya que ayudaría contar con gobiernos regionales con más atribuciones y actores regionales más empoderados.

M. Ignacia Fernández G.

Directora Ejecutiva de Rimisp

Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural

 

Más en esta historia

- {{historia.created}}

Cargando ...