A pesar de la emergencia sanitaria por COVID-19, la minería en nuestro país ha logrado operar sin grandes contratiempos, poniendo en marcha exhaustivos protocolos de seguridad sanitaria en las faenas para cuidar la salud de sus trabajadores y aprovechar de mejor manera la tecnología en el área.La pandemia continúa y los contagios no cesan, lo que plantea nuevos desafíos para el futuro de la minería, dirigidos principalmente al bienestar de sus colaboradores, aumentar la producción y la productividad del rubro, bajando costos y desarrollando nuevas tecnologías como los Centros Integrados de Operaciones, donde destaca la robótica, la automatización e integración de operaciones para trabajar y tomar decisiones en forma remota, entregando mayor seguridad y confiabilidad al sistema productivo.Todos estos retos obligan a la formación de profesionales del área de la minería, metalurgia y geología, capacitados para desarrollar estas innovaciones de forma eficiente, pero a la vez sin descuidar especializaciones en el ámbito de sustentabilidad y medio ambiente, que también son relevantes para el área para disminuir índices de contaminación, mitigar el cambio climático, favorecer el uso de energías limpias y renovables e innovar en el uso del recurso hídrico.Un profesional exitoso en el área minera debe contar con grandes habilidades y competencias para desarrollar una labor eficiente en la ejecución de los actuales y futuros proyectos mineros, como liderazgo, comunicación eficaz, trabajo en equipo, organización y creatividad e innovación en la solución de problemas, lo que a la vez debe ir en línea con las necesidades cambiantes de la industria, pero por sobre todo en sintonía con el actual contexto de pandemia en que nos encontramos a nivel global.

Ricardo Soto, Director de Carrera de Ingeniería en Minas Universidad de Las Américas, Sede Viña del Mar

Más en esta historia

- {{historia.created}}

Cargando ...