Sr. Director,

Hoy en día existe una gama de posibilidades para adquirir mascotas, sin embargo,  me quiero referir exclusivamente al comercio de cachorros que se lleva a cabo en tiendas de esta especialidad.

Muy pocos compradores se preguntan la procedencia de estas especies en venta y las condiciones en que estos cumplen su estadía en los mismos o si estos velan por la integridad de los canes.

Actualmente existen empresas que se dedican exclusivamente a  la crianza de perros y por lo general son especies de raza cuyo valor en el mercado no baja de los $100.000. Estas empresas reciben el nombre de  “PuppyMills”, donde se les maltrata desde la cuna sometiéndolos a espacios reducidos donde son expuestos al estrés, problemas sanitarios, infecciones y,  como si eso fuera poco, se les encierra en jaulas de alambre oxidado sin posibilidad de acciones tan básicas como jugar con una pelota correr o simplemente dormir, además de ser obligados a procrear constantemente como si fueran máquinas de producción.  Para finalizar con este negocio, los cachorros   que no consiguen ser vendidos en un lapso de tiempo determinado  pasan a convertirse en un estorbo y en un gasto innecesario  para estas dudosas empresas las cuales frente a esto deciden sacrificarlos. Me pregunto entonces ¿es esta una conducta propia de un ser humano que se encuentra en un constante proceso de evolución?

La próxima vez que concurra a una tienda de mascotas con el fin de comprar un amigo fiel piense en la procedencia del cachorro y en el pasar de este y si la motivación de estas empresas es el amor hacia los animales o sólo obtener dinero a costa de la vida.
 

Salmma Araya estudiante III° medio,
Colegio Alberto Pérez, Maipú

Más en esta historia

- {{historia.created}}

Cargando ...

Autor