Era común que si algún cliente de CONAFE necesitaba de información de parte de la empresa, comenzaba un largo proceso, que no tenía final.Se iba con su pregunta  y su frustración.Esa situación, además de cobros indebidos,  exasperó a un grupo de vecinos de Ovalle, y de otros puntos de la región, que en una  reunión me expusieron  la situación.A través de un oficio de fiscalización  dimos cuenta a la Superintendencia de Servicios Eléctricos, para que la empresa respondiera a  lo expuesto por los clientes.Después de esa gestión, la empresa instaló módulos de atención para detectar y dar solución a todos los problemas expuestos.Producto de esa denuncia,  diseñó un extenso plan de acción para evitar  cobros indebidos y doble facturación que afectaba a algunos usuarios en la región de Coquimbo.En esa oportunidad se detectaron 15 casos en que se cometió error de lectura y facturación. Y a partir del 1 de junio del 2016, CONAFE implementó un nuevo proceso de facturación para mejorar el procesoFinalmente,  la Superintendencia de Servicios Eléctricos nos informa que la empresa pondrá en práctica una toma de estado con equipamiento en línea y que permite efectuar tres validaciones sistemáticas en terreno, para evitar errores evidentes en el ingreso de la lectura.La información en línea se procesará inmediatamente en la central de operaciones, con el propósito de solicitar el repaso de casas que evidencien algún registro poco común, para su demanda.Habrá un cambio en la logística de toma de estado, en que el operador de terreno finalizará su proceso de recopilación de datos en el mismo punto donde inició su tarea el día anterior, eso permitirá recopilar información en los lugares de difícil acceso, con el fin de disminuir las casas sin lectura.Entregará un reporte mensual a SEC regional, donde se mostrará información de los detalles de la gestión, de la lectura del mes y reclamos asociados al proceso. 

 

 

 

X