“La tecnología es la hoguera alrededor de la cual nos contamos nuestras historias.” Laurie Anderson

La tecnología se ha convertido en la base comunicativa de nuestra sociedad en los últimos 10 años.

Esta explosión tecnológica también está cambiando como los niños aprenden, se comunican, interactúan y juegan. Ya no nacen con un pan debajo del brazo sino con un smartphone.

El acceso que los niños tienen actualmente a celulares o tablets ha creado un gran debate sobre si deberían o no usarlos, cuáles son los límites y como los perjudicaría el uso de tecnologías a tan temprana edad.

Estos puntos vienen de la posición defensiva en la que se encuentra la mayoría de padres, debido a que no es algo de lo que se tenga precedentes.

No obstante, me parece que con la dirección que están tomando las cosas, lo mejor que un padre puede hacer por su hijo es ponerse a la ofensiva. No ver los dispositivos tecnológicos como un peligro, sino que tomarlos y usarlos a su favor.

Por una parte, desde un enfoque lúdico, se han creado aplicaciones y juegos que potencian la participación interactiva del niño. Este puede desarrollar una de las habilidades más importantes, la de solucionar problemas, sobre todo con juegos donde tiene que sobreponerse a diversos retos.

Fran C. de la Universidad de Fordham (según lo citado por la Asociación Americana de Psicología) afirmó que los niños más pequeños están más interesados en los objetivos a corto plazo de los juegos, que son esenciales para resolver problemas. Cuando juegan un juego, a menudo se preguntan qué paso sigue, o cuáles pueden ser los efectos si presentan una acción particular en el juego. Esto es útil para su aprendizaje, especialmente en Matemáticas y Razonamiento Lógico.

Hace un par de semanas vi a mi sobrina de 3 años jugando un juego donde un cocodrilo iba a una clínica dental en que ella era la dentista. El juego te familiarizaba con los diversos utensilios que se usan en los procedimientos dentales, al usarlos en el orden correcto podía pasar de nivel.

Como este, hay un juego para cada cosa que quieras enseñar a un niño. Juegos de memoria, de secuencia, a desarrollar lenguaje, etc. Este tipo de educacion tecnologica crea un sentimiento de desafío y usado en su justa medida, favorece la atención sostenida, la percepción visual, las habilidades motoras y la coordinación psicomotriz entre otras cosas.

Y eso solo si hablamos de juegos, porque las posibilidades de video son infinitas. Tutoriales con manualidades, canales en YouTube para aprender idiomas, letras, animales, sonidos, colores, etc.

Es cuestión de ser selectivos, los celulares y tablets pueden ser una fuente temprana de de aprender si se toma la decisión con intencionalidad.

Por otra parte, no solo se trata de aprender a través de los dispositivos, sino también aprender y acostumbrar a los niños al uso y funcionamiento del dispositivo en sí.

Es importante ser concierte de la innovación, está claro que los niños crecerán de una forma totalmente diferente.  Los empleos en tecnología son (y serán) de alta demanda ¿Quién estará mejor equipado para ocupar esos puestos? Los que empiezan a aprender ahora. Se trata de preparar a los niños para el mundo en el que ellos van a existir.

El futuro cercano aumentará su nivel de tecnología al punto que 5 millones de puestos laborales podrían perderse en el 2020 debido a la automatización y reestructuración de las empresas, según el informe The Future of Jobs elaborado por World Economic Forum.

Finalmente hay que destacar como estos dispositivos exponen a los niños a cosas que no pueden ver todos los días expandiendo sus horizontes. Para aquellos que viven en la ciudad y lejos del zoológico, ver una jirafa de cerca puede ser imposible. ¿Qué pasa con ese animal recién descubierto en el Océano Pacífico? Con la tecnología, un niño puede acceder a las presentaciones multimedia de los diferentes tipos de animales, o incluso ver varios lugares alrededor del mundo. Los niños comienzan a comprender que la vida es más que las cuatro paredes del hogar, su ciudad o país.

Control y acompañamiento son las palabras para definir la actitud necesaria de los padres con respecto al uso dispositivos móviles en niños, control en el tipo de contenido que el niño va a ver y en los límites de tiempo.

Debemos entender que un celular no es una niñera o un hobby, “puede ser una herramienta útil e interesante si se utiliza en el lugar adecuado para ayudarnos a aprender, y no todo el tiempo ni como reemplazo de otras cosas" aseguró Elen Moylett, presidenta de Early Education, para la revista BBC del Reino Unido.

Los dispositivos móviles son, al igual que otros medios, una puerta al conocimiento, pero son una puerta mucho más amplia y no debe ser desaprovechada. los padres no pueden olvidar que la tecnología en general esta para servirnos y que por lo tanto cualquier dispositivo móvil puede ser usado como herramienta sin tener que causar ningún daño a los niños, todo dependerá de cómo esta herramienta se use y la idea es precisamente usarla a nuestro favor y dejar de estar a la defensiva.

Al final, la tecnología es más fuerte que la opinión de cualquiera

 

Daniela Navarro Farias

Estudiante de primer año en educacion parvularia

Universidad diego portales

 

 

 

 

Autor

 

 

 

X