Escuché atentamente las palabras del Presidente Piñera respecto a cómo se enfrentaría la sequía en el país y en la región de Coquimbo; y la verdad es que quedé bien decepcionado. Porque en vez de anunciar medidas concretas para paliar la grave situación de escasez hídrica que tenemos, sólo hubo una reflexión acerca de la situación hídrica del país, sin anuncios de medidas concretas para la emergencia agrícola.

Lamentablemente el gobierno perdió una muy buena oportunidad para establecer compromisos concretos con los más afectados por la sequía, cuando ya se acabó el invierno y la falta de agua es crítica en las localidades rurales. Porque hasta ahora no hay ninguna palabra respecto de nuevos recursos con que pueda contar Indap para seguir entregando suplemento alimenticio a los animales, forraje, bonos, o proyecto de fomento productivo. No hay ninguna palabra sobre nuevos recursos del Ministerio del Interior para las comunas que están bajo declaración de zona de emergencia agrícola, y sólo sabemos de los fondos aprobados por el Core en enero de este año, hace 8 meses. Porque no hay anuncios concretos respecto a nuevos recursos para la Comisión Nacional de riego ni respecto a que esté garantizado el abastecimiento de agua para las localidades rurales. En titulares de prensa se hizo énfasis en un anuncio de 5 mil millones de dólares, a futuro, para enfrentar la sequía; pero lo cierto es que se trata de recursos para inversiones en las empresas sanitarias.

Esperamos que la bajada regional de estas palabras del Presidente venga acompañada de cosas concretas. Por lo pronto de la renovación de la declaración de Zona de Catástrofe, que vence ahora en septiembre, la que es fundamental con el objeto de simplificar los procedimientos administrativos, y que esta vez venga acompañada de mayores recursos. A la vez, un cronograma clara con plazos para implementar las plantas desaladoras que en el gobierno anterior quedaron muy avanzadas en materia de proyecto, cuya rentabilidad social tenía informe favorable por parte del Ministerio de Desarrollo Social. También planes para reutilización de aguas grises y aumentar el riego tecnificado, el que llega hoy sólo al 50%.

Enfrentamos hoy una emergencia climática, y lo que corresponde es actuar en consecuencia y con sentido de urgencia. Es tiempo de implementar todas las acciones que se han estudiado en los últimos años, porque seguir haciendo estudios y re evaluaciones sólo agravarán más esta catástrofe.

Autor

Imagen de Matias Walker
Diputado de la Región de Coquimbo.

 

 

 

X