La actual calle José Manuel Balmaceda probablemente sea la de más importancia en la ciudad como vía pública, cívica y comercial. En sus años de historia ha recibido varios nombres: durante la época de la Colonia se habría llamado •”La calle del Rey”, por iniciarse en ella el paseo del estandarte real y ser la ruta que conectaba con la ciudad de Santiago. Una vez lograda la independencia tuvo los siguientes nombres: “Merced”, en sus   primeras ocho cuadras, por estar en ella el  templo del mismo nombre; las tres y media cuadras siguientes se denominaron la “Portada”, por el arco del mismo nombre, y finalizaba  con la denominación de “La Pampa” en su extensión de  más de una legua. 
A fines del siglo dieciocho, la habilitación del tramo correspondiente a “La Pampa” fue dispuesto por el Cabildo de La Serena, junto con el reparto de las tierras con el sistema de arriendo, éstas se destinarían para cultivos y quienes resultaren favorecidos debían construir acequias para su regadío. 
Posteriormente se determinó un solo nombre para la vía: José Manuel Balmaceda; en ella se construyeron inmuebles emblemáticos de la ciudad: la “Fábrica Floto”, el “Teatro Nacional”, el “Cuerpo de Bomberos”, la iglesia de “la Merced”, el edificio de “La Castellana”, la “Caja de Ahorros”, la iglesia y convento de “San Francisco”, el edificio del “Seguro”, el “Hospital San Juan de Dios” y el arco de la “Portada”, entre otras. 
Varias de aquellas construcciones, que hoy serían parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad, fueron demolidas, y sólo perduran en el recuerdo de personas mayores y en tarjetas postales; estas últimas imágenes provocan sentimientos de incredulidad pues no sólo se perdió el patrimonio, sino que en su reemplazo fueron construidos inmuebles, que no todos constituyen  aporte para la ciudad.

Autor

Imagen de Galvarino Peralta

Escritor elquino

Otras columnas de este autor

 

 

 

X