Ha transcurrido un mes del terremoto y del tsunami que afectó a las familias de la región de Coquimbo y es gratificante ver los avances que se han concretado ya en este tiempo, aunque corresponde señalar que aún hay mucho trabajo por delante para acercarse a las condiciones en las que se estaba previo a esta catástrofe.
En estas primeras semanas ya se ha limpiado los escombros de las zonas más afectadas, las embarcaciones que llegaron hasta la calle en Coquimbo se están devolviendo al mar, se han entregado bonos de enseres a las familias, bonos de acogida, bonos productivos a pymes, embarcaciones y motores a pescadores, viviendas de emergencia para algunas familias, por mencionar algunos avances.
Y ahora lo que se necesita es avanzar con mayor celeridad, por ejemplo para las familias que perdieron su casa, pero también hay que hacerlo bien. En aquellos casos en que exista decreto de demolición, esto debe venir acompañado de una solución transitoria como la pronta construcción de una vivienda de emergencia, para lo que se está trabajando con el Ejercito en coordinación con los municipios; o por un subsidio para comprar una vivienda o construir una casa en sitio propio, el que llega a las 1.025 UF en el último caso, más de 26 millones de pesos.
Desde el Ministerio de Economía se ha estado entregando apoyo a las Pymes y somos testigos, por ejemplo, de cómo restaurantes, junto a otras pequeñas y medianas empresas ya están en funcionamiento. Se continuará evaluando las fichas productivas para que los aportes que van desde los 2 hasta los 10 millones de pesos puedan llegar lo antes posible a los verdaderos comerciantes y emprendedores, que cumplen con sus trabajadores y también sus compromisos con el Estado. 
En materia de salud se cuenta con el Hospital Modular de Campaña del Ejercito, tras los daños registrados en el Hospital de Coquimbo y se comenzará a trabajar pronto en el nuevo hospital de Ovalle. Este lunes llegaremos hasta el Ministerio de Salud para defender la concreción del CDT del Hospital de La Serena y las etapas pendientes del Hospital San Pablo de Coquimbo.
A un mes del terremoto hay que agradecer a todos quienes han trabajado para lograr los avances que podemos ver. Agradecer, de paso, al Embajador de Taiwan que permitió concretar un aporte en especies avaluado en 100 mil dólares para familias de la región y con ello motivar a todos a colaborar con esta reconstrucción, que recién comienza.

 

 

 

X