Definitivamente el Censo del 2012 no fue el mejor de la historia, pero al parecer  su reemplazante efectuado este año 2017,  tampoco  pasará a la historia, más bien todo indica que  se repitió la historia, cuando mantuvo una tasa de omisión superior al 5% y tiene una diferencia con el SERVEL de 300.000 chilenos,    porque chilenos de más, chilenos de menos, lo único que quedará en la historia, es que con lo gastado en ambos censos, se le podría haber cambiado la dura historia presente a muchísimos chilenos, porque sin ninguna duda, no se necesita  ocupar los discutibles guarismos de ambos históricos censos, para darse cuenta que sí  “están para la historia”.

Dicen que la historia se repite, lo cierto es que sus lecciones no se aprovechan”... Camille Sée (1847-1919) político francés  

Luis Enrique Soler Milla

X