En Coquimbo hay un sector que se llama Provincia de San Juan, y que reúne a varias poblaciones.Su nombre se debe a un tributo que los vecinos y autoridades de la época quisieron rendir a la amistad  coquimbano - sanjuanina. Se crearon muchos lazos de amistad, había incluso una organización de desarrollo turístico para afianzar y atraer el turismo argentino.Salvo en la dictadura y en la crisis del 1978, el túnel de Agua Negra fue un hito y mito de desarrollo estratégico  para las autoridades chilenas y argentinas.A todos los promotores de esa época, y los actuales, la información que  la licitación de la construcción  del  túnel  Agua Negra está próxima, será el fin de la etapa de los sueños, para pasar a la realidad de su construcción.Con el apoyo de los dos países, más el Banco Interamericano de Desarrollo- BID-, la inversión será de 1.500 millones de dólares.Tal vez una cifra  muy fría, pero se rentabiliza en la medida que será un importante pilar para un explosivo desarrollo de la región.Lo será, sin duda, en la  generación de empleos, no sólo para la región de Coquimbo, también para la Provincia de San Juan, e incorporará  la  fuerza de trabajo de otras regiones del país.  Tendrá una longitud de 14 kilómetros, con dos túneles separados por una franja de entre 30 y 60 metros. Habrá conexiones internas de emergencias.Se espera  un flujo de 2.200 vehículos  de carga,  pasajeros y particulares.Por lo que significará la apertura del  Túnel y el corredor bioceánico, nuestra región debe estar preparada, con sus actores económicos alertas y propositivos.Los micro empresarios de Baquedano lo están haciendo, con la propuesta  de un parque automotriz y  servicios para atender la demanda  vehicular. Otro  tanto se espera del sector turístico, con  una atractiva  oferta  hotelera y servicios afines. En la gastronomía es la oportunidad de explotar lo nuestro, y las Pymes que se dedican a esa área, deben prepararse  para ese momento.Será  el gran hito que cambiará la economía regional.  

 

 

 

X