El Indicador de Actividad Económica Regional publicado por el INE esta semana, evidenció que la Región de Coquimbo tuvo una variación levemente positiva de un 1,4 % en el crecimiento económico respecto del mismo trimestre de 2014, pero un 0,2 % de contracción acumulada en lo que va del año.
Los sectores productivos que mostraron bajas de desempeño fueron la minería, el sector silvoagropecuario y el de la industria manufacturera, todos con un fuerte componente de generación de empleo. Las cifras positivas vinieron de la mano de una mayor actividad en la Construcción, gracias a la inversión en Obras Públicas impulsadas por el Gobierno, el comercio, turismo, vivienda y pesca.
Estas cifras reflejan qué tan importante es la acción del Estado en el incentivo de la economía nacional y regional. Por eso es que desde la DC hemos insistido que la prioridad debe ser la reactivación económica, la restauración de las confianzas, la prudencia y la estabilidad en las reformas y cambios regulatorios, para no impactar negativamente el lento proceso de recuperación económica.
Nuestra región depende mucho del empleo en sectores claves como la minería, la agricultura, el turismo, los servicios y la construcción. Sabemos que mucho de lo que se puede hacer en materia de reactivación viene dado por las señales del Gobierno central y de los grandes grupos económicos, y por lo mismo es que hemos insistido en que nadie está hablando de retroceder en el programa, pero sí hacerlo con la debida gradualidad.
Nuestra región y el país merecen mejores resultados de la economía y por eso es que como partido y como conglomerado, queremos trabajar codo a codo con aquellos que ven esas oportunidades más cerca de conceptos como la gobernabilidad y la estabilidad, que en la ruptura o el apresuramiento.

Autor

Imagen de Jorge Pizarro

Senador por la Región de Coquimbo

 

 

 

X