¿Qué haremos cuando pase todo esto? Es una pregunta que tiene distintas respuestas, dependiendo de la realidad que está enfrentando cada familia. Lo cierto es que, en líneas generales, dependerá de las medidas que como país y sociedad se implementen durante todo este tiempo.

Desde la Democracia Cristiana hemos apoyado, mejorado y promovido numerosas propuestas legales y administrativas con las facultades que tenemos desde nuestro rol de oposición, para que esta crisis no sea tan profunda especialmente en familias vulnerables y de clase media; al mismo tiempo que hemos presentado al gobierno otro conjunto de medidas que creemos adecuadas para el momento que vivimos.

Creemos que esta crisis de salud, social y económica debemos enfrentarla como una oportunidad para avanzar a un modelo de desarrollo sostenible e inclusivo. Junto con los urgentes recursos para fortalecer la atención en salud, debemos diseñar e implementar medidas de corto plazo para generar un crecimiento rápido del PIB. Una respuesta hacia la economía, pero con énfasis en las personas y en las necesidades crecientes de recursos que vive hoy la gran mayoría de los hogares. Hablamos por ejemplo de una Renta Básica de Emergencia; de protección real del empleo y la actividad económica -sobre todo en las Pymes- con garantías para que accedan a créditos y beneficios tributarios; un rol potente de Banco Estado que sea efectivamente el Banco de todos los chilenos. Atender a independientes, con devolución íntegra de impuestos a trabajadores a honorarios y que la Dirección del Trabajo disponga todas las herramientas para garantizar que nueva Ley de Protección al Empleo por pandemia no termine por precarizar el trabajo y los derechos de los trabajadores.

Y en el mediano y largo plazo debemos atender urgencias sociales como las actuales pensiones, recursos para los hospitales y reducción de listas de espera, seguridad en las comunas pobres, infraestructura de escuelas y calidad de la enseñanza. Si entendemos esta crisis como una oportunidad, necesitamos una Reforma Tributaria en serio como se hizo a inicio de los 90, que incluya impuestos a los super ricos y las grandes fortunas. También políticas de desarrollo productivo en áreas estratégicas, en ciencia aplicada, planificación urbana, desarrollo rural, entre otras.

Enfrentar esta crisis como una oportunidad nos exige acciones adecuadas y oportunas, que incluyen una Nueva Constitución. Una que garantice los derechos sociales para que las bondades del crecimiento económico lleguen a todos cuando pase esta crisis.

 

Autor

Imagen de Matias Walker
Diputado de la Región de Coquimbo.

 

 

 

X