llegó la hora para las propuestas. Sabemos todo lo concerniente a Dominga, pero ahora la visión que debemos tener es a futuro y ese futuro es para nuestros hijos y nietos, que heredarán una vida mejor. Digo esto, porque la energía del presente y del futuro será la energía limpia, no convencional. Entiendo perfectamente que hace unos 50 años e incluso con la llegada de nuestra democracia, el país no tenía alternativa ante el uso y la construcción indiscriminada de termoeléctricas, de minas con un alto grado de contaminación o de actividades que no tomaban en cuenta el medioambiente. Claro, su cuidado no estaba en nuestro radar, pero ya a fines de los ’90 y analizando lo que había ocurrido con los países desarrollados, comenzamos a tener más conciencia de aquello. Hoy en día sería imposible aprobar una termoeléctrica o una mina de carbón. Recordemos que hasta el año 2010, Chile no tenía institucionalidad ambiental, hoy la tenemos. Entonces, tomando en consideración que toda actividad económica contamina, la idea es impactar lo menos posible el ambiente y en ese contexto debemos buscar proyectos ambientales que a mi juicio sean sostenibles en el tiempo e impacten lo menos posible el ambiente. Por este motivo, entiendo también que en su minuto, el modelo rentista le dio dividendos a Chile, pero eso se agotó junto con los recursos no renovables, entonces debemos pasar a uno con desarrollo sostenible y con valor agregado.En este ámbito, debemos pensar un nuevo Modelo Nacional de Desarrollo, pero urge que en La Higuera haya empleo. Por este motivo, el Gobierno Regional está entregando una batería de iniciativas para atraer inversión. El viaje del intendente a España tuvo ese fin y al menos, en un par de años, habrá inversión concreta en La Higuera, como en la región y se fortalecerá una actividad muy sana, que es el turismo y la exportación de productos. A ese viaje fue el alcalde de La Higuera, Yerko Galleguillos. En 1998, apenas 995 turistas fueron a la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, ubicada frente a Punta de Choros. En 2015 el número se disparó a 53.294. Por tanto, esto va a seguir atrayendo a miles y miles de turistas, tanto extranjeros como nacionales. Un estudio de Sernatur sostiene que esta zona es una de las áreas silvestres protegidas propicias para el desarrollo del turismo sustentable.Esta actividad tiene demoras, no cabe duda, pero cuando se fortalezca, la población de nuestra región verá sus frutos y no sólo el turismo será el sector beneficiado. 

Otras columnas de este autor

 

 

 

X