santiago no es Chile. Esta frase la decimos reiteradamente cuando queremos hacer ver las injusticias en contra de los habitantes de regiones. Y entendiendo este sentimiento es que nuestra candidata presidencial, Carolina Goic, presentó en nuestra región de Coquimbo su propuesta de descentralización, pensando en su futuro gobierno.Hoy más de un 90% de la inversión que se realiza en regiones se decide en Santiago. De esta realidad pueden dar cuenta todos los alcaldes que cada semana viajan a los distintos ministerios, en el centro de Santiago, para convencer a las autoridades del nivel central de que deben priorizarse y ejecutarse proyectos grandes y pequeños en sus comunas.La elección mediante el voto popular del intendente de cada región fue una reforma que por cálculos electorales de algunos, no pudimos aprobar en el actual gobierno. A futuro queremos no sólo que se elijan los intendentes, que designarán a sus seremis, sino también implementar un Modelo de Estado Regional, con transferencia de competencias a autoridades elegidas por la ciudadanía en gobiernos regionales y municipalidades, incluido el aseguramiento de fuentes de financiamiento para dichas responsabilidades. A esto se sumará una Ley de Rentas Regionales, que establezca un sistema de ingresos propios destinado a financiar gastos prioritarios a nivel regional y se buscará que empresas paguen impuestos donde realizan sus actividades productivas. Una de las principales reformas que queremos implementar son los “Contratos Región”, entre el Gobierno Regional y el Central, que contendrá acuerdos de lo que se ejecutará en materia de obras de inversión y objetivos de política pública con enfoque territorial y alto impacto ciudadano. Habrá convenios de programación de carácter obligatorio para inversiones en salud, obras viales, educación, seguridad ciudadana y otras áreas, con énfasis en proyectos de alta prioridad para la ciudadanía. En materia municipal, una de las propuestas es la adecuación de una ley de financiamiento municipal, para que todos los municipios del país puedan entregar un conjunto de servicios garantizados con cobertura y estándar mínimos, independiente de si son grandes o pequeños, si están cerca o lejos de la capital o de las capitales.Porque no debe haber chilenos de primera y de segunda, tenemos un completo programa de descentralización para el desarrollo real de las ciudades y pueblos, para que de verdad podamos decir que Santiago no es Chile.

 

 

 

X