Algún tiempo atrás, rendíamos un homenaje de despedida al viejo expediente judicial, que hoy ya duerme el sueño eterno en algún vetusto mausoleo.Hoy despedimos a otro antiguo amigo: el antiguo Diario Oficial impreso, que el día 17 de agosto pasó a decorar las galerías del recuerdo, cuando apareció por última vez en su áspero y amarillento papel de imprenta.De allí en adelante sólo cinco ejemplares están siendo impresos diariamente,  destinados al Diario Oficial, la Biblioteca Nacional, la Biblioteca del Congreso Nacional, la Corte Suprema y el Archivo Nacional.El Diario Oficial de la República de Chile es el medio de publicación de las leyes, decretos y otras normas jurídicas emanadas de los órganos del Estado. Recordemos que la vigencia de estas se inicia –precisamente- con su publicación. Además publica ciertos actos públicos y privados de inserción obligatoria,  e incluso se dice que un tiempo tuvo editoriales…Nunca tuvo tiras cómicas, aunque tema no habría faltado.Fue creado el año 1876 por el Presidente Aníbal Pinto y se publicó por primera vez el 1° de marzo de 1877, reemplazando a El Araucano, que era el diario oficial desde 1836. Pero todo llega a su fin, y un  decreto reciente modificó su organización y funcionamiento, eliminando su versión impresa y validando legalmente su edición digital. Parece que fuera ayer, cuando los antiguos abogados compraban el Diario Oficial en el quiosco de la esquina, y luego de leerlos antes que cualquier otra información, copiaban y pegaban -pero a mano- las modificaciones en sus añosos códigos.  Una de las grandes pesadillas de aquel tiempo era que algún día se les pasara un ejemplar con una modificación importante… La guadaña de la modernidad se llevó a dos viejos amigos: el expediente judicial y el  Diario Oficial impreso… ¿cuál será la próxima antigüedad jurídica en desaparecer…?Hay quienes debieran estar preocupados… 

Autor

Otras columnas de este autor

 

 

 

X