Que difícil ha sido poder conciliar nuestra necesidad  de recibir las tan ansiadas lluvias, con los efectos devastadores que la región y también el país han tenido cuando finalmente esa agua ha caído. Con preocupación hemos visto como el sistema frontal que hace unos días tuvimos en la región de Valparaíso y en la nuestra, provocó innumerables daños en la zona costera.
Qué duda cabe que  estamos viendo las secuelas de un cambio climático mundial, cuyas impactantes consecuencias las sufren nuestras comunidades. Esta es una realidad que como país, nos obliga no sólo a asumir plenamente nuestra cuota de responsabilidad en los efectos que han tenido las inadecuadas políticas de control de la contaminación ambiental, sino que además y de manera muy importante, ser capaces de una vez por todas, de diseñar estrategias que nos permitan prevenir los daños que impactan directamente en la comunidad y las personas.
Hoy existen los medios tecnológicos que nos permiten saber con suficiente anticipación lo que va a suceder desde el punto de vista climatológico y debemos aprender a utilizar esa información oportunamente, para involucrar a la comunidad en la toma de decisiones que permitan salvar vidas y poner a resguardo, dentro de lo posible, los bienes materiales.
Hemos visto el efecto que los vientos y el fuerte oleaje han tenido en la localidad de Tongoy, importante polo turístico y productivo de la región, en el que una parte significativa  de las embarcaciones de sus pescadores artesanales quedó destruida, generando también daños  en la infraestructura y en los cultivos de ostión, tanto artesanales como industriales.
Recibimos un primer diagnóstico sobre los efectos producidos  en el ámbito acuícola-pesquero de la región, entregado a la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados por el Subsecretario de Pesca y Acuicultura. En lo personal, mi mayor preocupación ha sido  conocer  las acciones que se han definido para restituir la actividad productiva en las zonas más afectadas, porque hay cientos de familias que han quedado desprotegidas y requieren de respuestas efectivas e inmediatas, que les apoye a todos sin excepción, por lo que estaré atento a prestar mi colaboración para la obtención de los recursos necesarios.

 

 

 

X