Hace años venimos advirtiendo respecto a la inequidad en la distribución de efectivos policiales en los barrios más vulnerables. Ya el año 2013 habíamos evidenciado la falta de dotación policial y de vehículos en Tierras Blancas, en Coquimbo, lo que años posteriores llevó a un aumento transitorio de personal, de algunos vehículos y motocicletas a disposición de la institución policial. Este tema recientemente ha cobrado connotación nacional, y alcaldesen la Región Metropolitana, como Claudia Pizarro en La Pintana, Claudio Castro en Renca, y Carolina Leitao en Peñalolén, advirtieron que Las Condes, con muchos más ingresos, también tiene muchos muchos más Carabineros que estas otras comunas. 

El tema lo hemos vuelto poner de manifiesto, ya que por ejemplo hoy en Tierras Blancas hay unos 105 milhabitantes, pero su dotación de carabineros ha disminuido al 51 efectivos. Por eso fue tan importante que esta semana nos acompañara el General Jefe de Zona de Carabineros, Ramón Alvarado, junto al Gobernador de Elqui, en un encuentro con todas las juntas de vecinos de este barrio, oportunidad en la cual el General pudo sincerar cifras y admitir que la dotación debiera ser mayor. Así secomprometió un aumento de 10 efectivos para enero, y uno o dos vehículos adicionales. 

Más allá de esta situación particular, lo importante es que como país podamos afrontar el debate de fondo. Deben existir más carabineros donde más se necesitan; como en los barrios de La Serena, Coquimbo, Ovalle e Illapel, donde se producen los delitos más violentos, generalmente ligados al narcotráfico, robos con fuerza, con intimidación, lesiones y homicidios. Un debate que volveremos a tomar en la discusión de la ley de presupuesto.

No deja de ser paradojal para uno como legislador el haber aprobado un aumento de 10 mil carabineros en el primer gobierno del Presidente Piñera, 6 mil adicionales en el segundo gobierno de la Presidenta Bachelet, y que este aumento de uniformados -que deben pasar por una etapa de formación- no se vea reflejado en los sectores más vulnerables. Eso, naturalmente, debe ir de la mano con concientizar a la población en que deben hacer las denuncias, porque en base a eso el Sistema Táctico Operativo Policial (STOP) va reasignando mayor número de carabineros.

Pero el tema de fondo es que las grandes desigualdades que existen en nuestro país, se reflejan también en una inequidad en la distribución policial, lo que debemos enfrentar y superar.

Autor

Imagen de Matias Walker
Diputado de la Región de Coquimbo.

 

 

 

X