Como nos ha cambiado la vida en estos 16 meses de gobierno de la nueva mayoría y de la presidenta Bachelet. Querían cambios profundos y lo lograron. Por eso mismo y para refrescar la memoria, creo que se debe recordar lo realizado por el ex presidente Piñera durante su mandato. Primeramente, le tocó enfrentar uno de los terremotos más grandes que ha tenido la historia de la humanidad, logrando reconstruir casi la mitad de Chile dentro de los cuatro años que duró su mandato, con un éxito hoy copiado por muchos países desarrollados. Todos sabemos que su gobierno hizo lo imposible para que en el corto plazo, las regiones afectadas por dicha catástrofe, no solo se reconstruyeran, sino que también recuperaran la normalidad de sus vidas tanto en educación, salud, empleo y economía. En el tema del empleo, se comprometió a crear  un millón de empleos, esto es, doscientos cincuenta mil empleos al año, de los cuales casi el 80% fueron empleos formales con sus cotizaciones para salud y pensiones. Adicionalmente, se disminuyeron las tasas de desempleo a un bajísimo 5,5%, sin necesidad de tener que comprometer los recursos del estado en pos de aquellos que se encontraban en esa situación. Demás está decir, que conjuntamente con esa baja del desempleo, se produjo una movilidad laboral, donde todos tenían muchas alternativas para desarrollarse en su trabajo, con mejores expectativas de sueldo. Por otro lado, se comprometió a hacer crecer la economía al 6% anual, de manera de generar los recursos necesarios para financiar los programas sociales del gobierno, para satisfacer las necesidades de todos y cada uno de nuestros compatriotas. En el campo de la pobreza, se dio una dura batalla logrando que durante su gobierno, bajáramos la extrema pobreza  a casi un 2% de la población. Asimismo, en materia de seguridad, las tasas de victimización se acortaron en casi 15 puntos, así como también los delitos violentos. En materia de salud, adicionalmente a la eliminación de las listas auges, se promovió una política de construcción de hospitales, Cesfam y consultorios, para mejorar la atención de quienes la necesitaban, aumentando y mejorando la calidad de la cobertura. Para nuestros adultos mayores, se logró financiar la eliminación del 7% de cotización. Nuestras Familias, se beneficiaron con la extensión del pos natal a 6 meses. La inversión tanto nacional como extranjera, se duplicó gracias a la estabilidad que se le daba al país. Las regiones vieron aumentados sus FNDR para financiar sus obras locales. En fin, solo le pido al lector a que en base a estos datos objetivos, pueda juzgar y comparar, de manera de estar informado para decidir responsablemente que es lo mejor para el país.

 

 

 

X