Una fuerte polémica provocó hace unos días la resolución tomada por la Seremi de Transportes, que por indicación de la Intendencia Metropolitana prohibió el ingreso al centro de la capital, de una pequeña caravana de 13 vehículos que desde inicios de la semana, se trasladaron desde la zona de la Araucanía para intentar que la Presidenta de la República conociera de manera directa, como quedan los camiones y la maquinaria agrícola que diariamente es sustraída y quemada, en el marco del conflicto en esta zona.
Esta decisión provocó un gigantesco atochamiento en el peaje de Angostura y generó la reacción de muchos otros transportistas que se fueron plegando al reclamo, de un sector que siente que ha agotado todos los caminos para que sus demandas sean escuchadas. Finalmente en horas de la tarde se autorizó su ingreso bajo ciertas condiciones, mientras que  la opinión pública percibía que el Gobierno se equivocó en esta decisión y esto significó generar múltiples molestias a todos aquellos que querían ingresar por el acceso sur de la capital.
Tal como lo reconoció públicamente el propio Ministro del Interior, esta situación es “un fracaso del Estado cuando desde hace mucho tiempo, los actos de violencia en la Araucanía han quedado impunes en su gran mayoría”. Analistas de todos los sectores concuerdan en señalar que esta situación  ha sido provocada en gran medida por la posición del Gobierno, de no concurrir a la zona en conflicto y reunirse con todos los sectores que se han visto diariamente afectados por una violencia incontrolable, dejando todo el conflicto en manos de una Intendencia que se vio superada por la escalada de violencia.
Tenemos la convicción de que éste es un conflicto que ha sido exacerbado por sectores violentistas que no representan el pensamiento de la totalidad del pueblo mapuche, así como creemos que la posición asumida por el Gobierno al impedir el legítimo derecho a la manifestación de los camioneros, no contribuyó en nada para la búsqueda de soluciones reales a los graves problemas que deterioren el Estado de Derecho en la Araucanía…sólo fue echarle más leña al fuego y actuar con un doble estándar inaceptable.

 

 

 

X