Todos conocemos a la famosa periodista del “El Planeta”, compañera de Clark Kent y  enamorada de Superman. También fuimos testigos de la presión constante del Jefe de Redacción  para que ella le consiguiera una entrevista “a como de lugar” y así tener la primicia. Luisa usó todo tipo de fórmulas para conseguir el objetivo, en honor a la libertad de prensa y así informar a los ciudadanos quienes tienen el derecho de conocer al instante  lo que sucede. Hace poco fuimos testigos de una nueva desgracia en Valparaíso. En lo más alto de Playa Ancha, en las laderas de las quebradas, las llamas consumieron varias casas, dejando cientos de damnificados. La TV y las radios en sus páginas web, fueron informando al minuto, los penosos acontecimientos y la difícil intervención de bomberos, carabineros, FFAA, y un sinnúmero de voluntarios civiles. Rápidamente el nuevo alcalde Jorge Sharp tomo las riendas de la situación y se organizó la evacuación necesaria y habilitación de albergues seguros y bien dotados para la alimentación, tratamiento psicológico y abrigo a sus ciudadanos afectados. Quiso la TV y radios ingresar rápidamente para “reportear” esta pena con preguntas similares a éstas “Ud. ¿cómo se siente al ver que su casa se está quemando”?  ¿Lo perdieron todo o solo una parte? ¿Qué le puede decir a los teleexpectadores?, etc. Prohibida la entrada a los albergues: Fue la orden de Jorge Sharp. Aquí no se juega con los sentimientos de la gente. Algunos periodistas gritan por la libertad de prensa, otros más jóvenes lo aplauden directamente o por Twiter. Desventaja para los de la prensa escrita que tienen que grabar, transmitir a su diario y luego publicar. ¿Morbosidad periódica de la TV? ¿Copia de lo que hizo Luisa Laine con la presión de su jefe para conseguir más rating con el golpe noticioso? ¿Qué opinan ustedes  mis estimados lectores veraniegos? 

Autor

Imagen de Marcial Robledano Perucich

Escritor.

Otras columnas de este autor

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital