El sector de Caleta San Pedro y las nuevas villas de GPR e INVICA han tenido un crecimiento importante los últimos años en lo que respecta a la cantidad de habitantes que ha elegido ese sector para tener su hogar. No obstante, la elevada oferta de viviendas no es  proporcional al servicio de transporte público que hoy existe en el lugar.  

En las actuales condiciones la única línea de colectivos que existe para los vecinos de pueblo de la Caleta San Pedro y las poblaciones nuevas es insuficiente. La cantidad de móviles, que son alrededor de catorce vehículos, no cubre la demanda de los usuarios. Quizás en el pasado y con un sector sin nuevas viviendas y nuevos vecinos, la cantidad de móviles era ideal para cubrir la necesidad. Sin embargo, las necesidades del presente y la construcción de nuevas poblaciones en un futuro cercano, indica que se necesita más transporte público y de buena calidad para cubrir la demanda del sector. Una nueva línea de colectivos y el ingreso de micros, generaría una competencia, la que hoy es un sentir de los usuarios del transporte en el sector, para también dar un paso en acabar con los monopolios territoriales de los transportistas.

Esto también implica extender los horarios en que se cubre la necesidad del sector. Tener transporte hasta las 22 horas ha generado una cultura diferente al del resto de la comuna, como un “toque de queda” casi por obligación al no tener servicio después de la hora indicada. Les resta oportunidades a las personas de optar a otros trabajos y  de estudiar en jornada vespertina. Quienes tienen que llegar a sus hogares por la noche y al no tener un servicio activo, recurren a taxis los cuales cobran cifras exorbitantes o en el peor de los casos se toma un transporte “pirata” que cubre el servicio que otros no prestan a esa hora.

Por esta razón, el llamado a las autoridades a escuchar a las juntas de vecinos, a las organizaciones y dirigentes sociales del sector, especialmente de los sectores nuevos. La Caleta San Pedro no es un lugar aparte de la comuna y debe ser integrada territorialmente. 

Otras columnas de este autor