Hay muchas necesidades que a diario tenemos los humanos. Desde las básicas para vivir, hasta las más inimaginables. Sin embargo y con el permiso de los psicólogos, tenemos cuatro necesidades que van de la mano con nuestra existencia y que son muy importantes de satisfacer para sentirnos muy cerca  de la felicidad individual. Sentirnos valorados.
 ¿A quién no le gusta que lo valoren? Oye que te ves bien, o eres un capo para esto o eso, etc. Crece el ego y se acerca más a mi realidad. El sentirse amado. Darse cuenta que hay alguien o varios que nos hacen estar a su lado en diferentes circunstancias. 
La necesidad de pertenencia que va con nuestra disposición a vivir junto a alguien o a muchos, desempeñarnos en sociedad. Ojalá  nunca solos   . Quizás por eso es tan terrible sentirse en soledad. Y la otra necesidad tan importante es la de autonomía.
 Este es mi metro cuadrado inviolable y nadie se meta en él. Es solo para mí. Mi estimado lector ¿Hace usted uso de su metro cuadrado? En ese momento, está pensando en lo que es, como va su comportamiento consigo mismo, con su pareja con sus hijos, su familia y con los demás ¿Y si se encuentra una “yaya” ha pensado como corregirla? Normalmente nosotros no nos sentimos culpables, sino que es el otro o la otra   . Eso es más fácil. No me meto conmigo mismo. 
Animo. Atrévase. De el paso. No necesita hacerlo todos los días. Puede ser una vez a la semana o quincenalmente. Una paradita en la Avenida del Mar, o en la berma del camino, o en el patio, pero solo, tranquilo y concentrándose en usted mismo. No se tenga miedo.
 Les aseguro que les traerá mayor paz y verán el mañana con más esperanza y tranquilidad. Hay ocasiones en que nos damos cuenta que no nos conocemos o tenemos miedo de conocernos más a fondo. Ah, me olvidaba lo más importante. De esa manera será una mejor persona.

Autor

Escritor.

Otras columnas de este autor

 

 

 

X