La Pensión Básica Solidaria de Invalidez (PBSI) es un beneficio económico que entrega el estado, al cual pueden acceder todas las personas calificadas como “inválidas”por las Comisiones Médicas de Invalidez correspondientes y que no tengan derecho a pensión en algún régimen previsional. En lo que va corrido del año en nuestra región se han pagado 7.264 PBSI por un monto total que supera los 620 millones de pesos.
Actualmente, el monto de este beneficio asciende a $89.764 y para acceder a ella una persona debe tener a lo menos 18 años de edad y menos de 65; haber sido declarado inválida por las comisiones pertinentes; acreditar 5 años continuos o discontinuos de residencia en Chile en los últimos 6 años inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud para acogerse a los beneficios; y por último, tener como tope 1.206 puntos en el índice de Focalización Previsional.
Hoy en día, con este beneficio ocurre una situación bastante particular. Y es que cuando un beneficiario de Pensión Básica Solidaria de Invalidez cumple 65 años de edad (edad tope), se procede a cesar el beneficio de acuerdo a la normativa, ya que sólo hasta esa edad está vigente. 
Para continuar con un beneficio, la persona puede concurrir al IPS para solicitar una Pensión Básica Solidaria de Vejez y este trámite muchas veces requiere cierto período de tiempo en el cual el beneficiario no percibirá alguna ayuda económica del Estado. Es por ello que, en su intención de seguir fortaleciendo  su política de protección social,  nuestra Presidenta Michelle Bachelet firmó hace unos días un proyecto de ley para que al cumplir la edad correspondiente, los beneficiarios de prestaciones de Invalidez no deban presentar una solicitud para acceder al pilar solidario de Vejez, sino que ésta sea procesada y verificada automáticamente por el Instituto de Previsión Social. Sin duda una gran ayuda para nuestro beneficiarios.

Autor

Imagen de Galo Luna

Director IPS Región de Coquimbo.

 

 

 

X